jueves, 17 de abril de 2008

Anatomía

EL corazón es, tal vez, algo sucio
Pertenece a las tablas de la anatomía
Yo, prefiero tu cuerpo
Paisaje perfecto en la bañera de tu cama
Tu cama, aquel momento líquido
Reducto de reencarnaciones antiguas
Donde sólo desde el instinto
Se puede ver el cielo
Pero el cuerpo es, tal vez, algo sucio
Pertenece a las tablas de la fisiología
Yo, prefiero tu hígado
Neurálgico órgano
Que bombea y bombea
Y es también antiguo como los griegos
Pero pertenece a las tablas del carnicero
Por todo eso me quedo en tu alma
Por ser pulso de vientos de antiguos vacíos

17 comentarios:

Domadora de Elefantes dijo...

Y en esta lección de anatomía tuya, yo me quedo las manos que se escapan; esas manos traidoras a los dioses que, como Prometeo, nos regalan el fuego de tu alma cuando bailan precisas los signos musicales de un teclado.
Manos que son un corazón más limpio y un hígado arrancado cada noche que resucita siempre por nosotros, encadenado al mundo, y lo trasciende.

Ana Espinosa dijo...

Yo me quedo en tus versos Nuria,
anonadada, pulso de tu alma.

Buen día.

amoremachine dijo...

a mí me gusta mucho cuando
hablan en los vadémecum del corazón
y lo llaman "el músculo estriado"
hace tiempo hasta le dediqué un poema, al nombre digo.

me falta investigar un poco más
sobre el higádo,
aunque claro primero
tengo que terminar de conocer el mío que no deja de darme sorpresas,

en fin, las vísceras...
a mí personalmente también me inspiran...

bso.

La terapia de Rafaela dijo...

Hoy mi lado "libinidoso" está más saliente, me quedo con "Yo, prefiero tu cuerpo
Paisaje perfecto en la bañera de tu cama"..

Polonium lines dijo...

nuria...
pronto te veré
besos!!!!

alfaro dijo...

Si he de elegir me quedo con todo, cuerpo y alma..., aunque si tengo que mirar el cuerpo como en una clase de anatomía...uff!

ricard dijo...

No creo, ni por asomo ni tampoco por un "tal vez", que el corazón sea algo sucio. Tampoco el cuerpo. Aun menos el alma... aquellos que la tengan.
Las tablas del carnicero... ¿a que te refieres? ¿A la madera ensangrentada? ¿A aquellos cuadros de anatomía animal donde se enumeran las distintas partes -comestibles- de las reses?
Leo y releo tu poema y cada vez me gusta mas.
Es visceral. Como las visceras. Como la anatomía misma...

SATSUMA dijo...

Precioso. Textura, corazón, humedad, hígado, gelatina, riñón, olor a sangre, corazón, aire, pulmón, madre, cavidad uterina, vacío, mediastino...solos sin el alma......
Besos.

luis felipe comendador dijo...

Te devuelvo visita, campeona. Está chuli lo tuyo y seguiré pasando por aquí.

Un besote.

tournesols dijo...

Esto me ha en-can-ta-do.

bonita*

lamari dijo...

nada que añadir, pero pasaba por aquí...

Viktor Gómez dijo...

IMPRONTA TRAS LA RELECTURA DE TU POEMA "ANATOMIA"

La vez entera, el licuado combate que escanció tu temblor contra el mío, la noche tras noche más oscura si se silabea, el preciso roce, un caer cayendo sin prisa, todo lo perdido ahora, que es nada, abrasada la espalda y el techo, la vez entera de la entrega y entragada la vida a un golpe de suerte, que esa suerte sea morir de tí y tú de mí. Y los demás que se pudran en la claridad del mediodía, en la limpidez de los mármoles, en el don de la mesura.

Y anótalo en mi anatomía.


Un abrazo, Nuría.

Viktor Gómez dijo...

Y donde escribí "entragada" lease entregada.

Que eso tienen las improntas, erratas y el horror de la fuga.

Buenas noches.

Viktor

Sintagma in Blue dijo...

volviendo a la esencia...

Pierrot dijo...

Es curiosa esta pesquiza en el otro por aquello que no esta hecho para encontrarse. Me gusta esta ruta confusa que coloca al corazón fuera de la carne, al bombeo de la sangre en el higado, al alma invisible en el panorama del que busca y al final pienso en esos peces profundos que tienen una linterna sobre los ojos. ¿que persiguen? ¿los cuerpos iluminados o la propia luz?

Saludos desde Lima

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

Gracia
Manos que roban con gusto ese fuego a los dioses con el único afán de ofrecerlo a aquel que quiera quemarse en palabras... manos que morirían igualmente encadenadas a esa roca, acompañando al abandonado Prometeo. A mí me encanta que inicies la conversación.

Polonium
Michiiiiiiiii, cuándo vienes al curro????

Satsuma
Sí, todo eso y más

Lamari
Aunque no digas nada, gracias por venir. Te echaba de menos

Laura
Cuéntanos, qué tal por Cosmopoética???? sacarías fotos no??? irás a EDITA??? seguro que sí. Qué envidia “sana”

Sintagma
Tú lo has dicho, yo siempre retorno a la Esencia

Ricard
Qué bien que te guste Ricard, y sí, es vísceral como las vísceras, como aquella tabla del carnicero que tú ves y que es.

Víktor
Ya sabes cómo me gustan tus Improntas, y lo importantes que son para mí, siempre complementan.

Pierrot
Me gusta tu nombre, me recuerda al Pierrot Lunaire de Schöenbert, una pieza musical de un
Qué bonitos tus peces profundos con una linterna sobre los ojos.. gracias
por la comparación

Kijar dijo...

See Please Here