miércoles, 29 de diciembre de 2010

sitiada

sitiada amorosamente -me dejo sitiar- por este principio y este final del maravilloso poema latino stabat mater de pergolesi.
circundada amorosamente -me dejo también circundar- por estas dos flores altas que me he encontrado hoy en mi jardín, dos tallos emergentes que me han crecido en esa porción de tierra equilibrada que tengo en los oídos, y que en arquitectura llamaría yo cavidad del tímpano, sima o seno.

me da por pensar que el que canta algo así junto a otra persona ha de amarlo desmesuradamente... y viceversa... aunque no se conozcan de nada. la música es así de poderosa. y si no fíjense con qué unanimidad sus tallos aumentan de volumen, como si sus respiraciones fueran al compás, en cómo se cubren la una en la otra con la voz, fíjense en cómo se inclinan llevadas por el viento de la música. fíjense en cómo se cuidan armoniosamente estas dos flores altas, dos espigas enlutadas de la misma especie que se yerguen al unísono en las notas altas del sol del mediodía... todo un acto de amor. me pregunto si pergolesi buscaba algo así cuando compuso este poema.

flor alta con voz de mezzosoprano vivica genaux
flor alta con voz de soprano sabina puértolas

stabat mater dolorosa



Stabat Mater dolorosa
Iuxta crucem lacrimosa
Dum pendebat filius
Cuius animam gementem
Contristantem et dolentem
Pertransivit gladius

Estaba la Madre dolorosa
junto a la Cruz, llorosa,
en que pendía su Hijo.
Su alma gimiente,
contristada y doliente
atravesó la espada.

amen



*la plegaria stabat mater fue atribuida al papa inocencio III

como siempre, aconsejo escucharlo a máximo volumen

lunes, 27 de diciembre de 2010

la de atrás

murió decapitada en el cuarto día por rociar su esófago con un mal ácido. después del cuarto día la resucitaron. después de resucitarla, a la fuerza la vistieron. después de vestirla la exhibieron. después de exhibirla, en un mercado la vendieron. después de venderla la descalzaron. después la desnudaron. después la agasajaron. después de agasajarla la mancillaron. después de mancillarla la mataron. después la amortajaron. después de amortajarla la exhumaron. y tras otro cuarto día volvió en venganza la de atrás. la re-nacida emancipada con su nuevo vestido de largo. después tomó las riendas de su no-vida y en su enagua se camufló. después de camuflarse salió de allí. salió de sí. y después de todo esto, después..... después... después... ¿por qué después? porque después de aquel cuarto día, el atuendo del pasado expulsó a la mujer que fuera antaño. la que fuera recatada. la pudorosa del re-nacimiento. la que hubiera seguido siendo en las ascuas del hoy ardido. la del calcinado traje pretérito. pero que traía en desafío a la otra: la visionaria del mañana incandescente. la de la llama que ahora con su llamador nos llama y nos aclama. la inflamadora de retinas. la indecorosa. la impura de este siglo, si quieren-, la otra. la de atrás. otra vuelta de tuerca más.... el nacimiento de otra venus-libelular.­ una mujer dentro de un traje. un traje que nos sobrevivirá a todos.

para mí, este volcánico vísteme de largo ha sido un meteoro en llamas. un libro que habla de los frágiles -aquellos esclavos del deseo- pero con la fuerza, la certeza y la metralla que tiene un meteoro. lleno de dirección, este incendiario libro es el grito silencioso. la ferocidad de un deseo in-apagado, un deseo in-acabado. un imperativo. una exclamación. una exhalación. una exhumación si quieren, que pone punto final a tanta vuelta de tuerca....

las manchas de tinta que sobre las páginas mancillan las alas transparentes de estos lucernarios seres me han arrojado más claridad- si cabe- al lenguaje críptico y cecílico en el que la poeta nos insiste. y traslúcidas todas, tinta, fauna, poeta y puño, hacen de este viaje un retorno a la infancia. una regresión forzada en busca de otras respuestas educaciones. otra balanza. los kilos de lo vivido contra los kilos no vividos pero que aún estén por vivir. los kilos de lo vivido contra los kilos añorados. los cuentos de la niñez reconducidos. el deseo de ser vestida de largo y que no fuera un cuento chino. un volver a aquella engañosa infancia, en la que ¿por qué no? puede que el lobo fuera aquel ser ingenuo que caía irremediablemente en las fauces de una feroz y carnicera caperucita. donde el príncipe fue bello durmiente y la princesa diminuto y afeado sapo cuyo alargado y peinado beso era valle que salvaba. donde el coraje del príncipe desbocado era un caballo femenino bienhablado y la debilidad de la lánguida princesa la yegua masculina malhablada.

el viaje te obliga -que no propone- a parar tu mente. paradas de posta. paradas que te incitan a meterte dentro de un traje. a encorsetar ideas preconcebidas en él para desencorsetarte al fin. liberar cinturas en ese acto. y en ese último vuelo te presentan a la otra. la de atrás. y en ella ves el dolor profundo de la ausencia, el placer de recordarlo, el sexo añorado, la vida múltiple. la vida invertida, los em-bolsamientos, los giros -pero no lingüísticos, sino más físicos- giros donde los príncipes eran débiles células y las princesas grandes heroínas de guerra. una inyección de latido y sangre en nuestras propias alas, que no son más que nuestras plegadas venas. nuestras forzadas y plegadas alas en-venenadas en la suciedad de esta sociedad.

estas acróbatas libélulas en celo, que a veces incluso aplasta contra la página la mano ejecutora más cecílica [véase poema autobiográfico pág. 60] y cuyo mapa es similar a ese ejército de insectos que estampa su sangre contra un coche blanco en un largo viaje, nos permiten licencias físicas -que no poéticas-, para hacer-deshacer-rehacer nuestro camino. cruzarnos con la otra.... con el re-surgimiento. con la decisión de estamparnos contra ese coche incólume donde viaja la voracidad y el deseo de aquélla otra. la de atrás. nuestra futura sangre derramada sobre lo más puro. nuestras impurezas inscritas contra ese metal... ¡qué alquimia! si lo pienso.... nuestra sangre más impura contra lo impoluto de lo puro, pero contra una pureza impuesta.... y ahora me pregunto, ¿qué es lo puro y qué lo impuro? ¿qué el pundonor y qué lo impúdico? ¿que brazo ejecutor dicta las normas y hunde el hacha para decapitar lo extra-limitado? ¿quién marca lo que nos honra y lo que nos deshonra?

el cuarto día para mí fue una especie de otra vuelta de tuerca y este vísteme de largo, prolongación ineludible de aquella vuelta de tuerca.... la re-tuerca. la re-vuelta. la re-evolución. la muerte aquí se inminencia en esta estancia nueva de vestidos largos deseados desde una infancia que a veces es ficticia... pero una muerte que regenera un vestido. que nos desviste para volver a vestirnos. como si ese "fuimos engañados por confiadas bocas" tomara la fuerza salvaje del trailer de un camión que llegaba desde el pasado.

la antesala de este libro, perfectamente ajustada por mano de ana martín puigpelat (apuntes para un génesis, Amargord, 2009) ciñe los paisajes arrojando luminosidad sobre estos cuerpos igual de luminarios -los amantes- porque el fuego engendra vida al fin y al cabo. y con ese ceñirse nos propone -que no obliga- a no salirnos del camino por el que la autora nos conduce.

ésta es mi mirada. la anatomía de un libro que atiza. un libro-precepto. un mandato. un inflamado manda-miento. un contestatario. una orden des-ordenada. un pulso con la de atrás. y todo esto, insisto, a pesar de sus poliédricas lecturas. como poliédricos son los ojos de esas mismas libélulas que estamparon su sangre contra un coche blanco. libro depredador al fin que se inflama en versos que a veces dan salud pero que también matan.

después de todo, la mejor manera de viajar es sentir
Álvaro de Campos, F. Pessoa


bienvenida de nuevo a la vida, señora. feroz vuelo y feliz viaje ahora, y como solapó ana en los inicios: colorín colorado.... este cuento... se ha....?

Vísteme de largo de Cecilia Quílez
Preámbulo de Ana Martín Puigpelat
ed. Calambur 2010
un regalo feroz e imprescindible

siento la extensión...

miércoles, 22 de diciembre de 2010

agradecimiento

Debo mucho
a quienes no amo.

El alivio con que acepto
que son más queridos por otro.

La alegría de no ser yo
el lobo de sus ovejas.

Estoy en paz con ellos
y en libertad con ellos,
y eso el amor ni puede darlo
ni sabe tomarlo.

No los espero
en un ir y venir de la ventana a la puerta.
Paciente
casi como un reloj de sol
entiendo
lo que el amor no entiende;
perdono
lo que el amor jamás perdonaría.

Desde el encuentro hasta la carta
no pasa una eternidad,
sino simplemente unos días o semanas.

Los viajes con ellos siempre son un éxito,
los conciertos son escuchados,
las catedrales visitadas,
los paisajes nítidos.

Y cuando nos separan
lejanos países
son países
bien conocidos en los mapas.

Es gracias a ellos
que yo vivo en tres dimensiones,
en un espacio no-lírico y no-retórico,
con un horizonte real por lo móvil.

Ni siquiera imaginan
cuánto hay en sus manos vacías.

"No les debo nada",
diría el amor
sobre este tema abierto.

*aún en szymborska

viernes, 17 de diciembre de 2010

schopenhauer

en noches oscuras y frías, algunos erizos descubren que si se juntan tienen menos frío. se acercan cada vez más, pero son erizos y se pinchan unos a otros. asustados, se apartan.

cuando se alejan, se lamentan por esa pérdida de calor, pero al mismo tiempo, tienen un irracional miedo a dañarse. pasado un tiempo y vencido el miedo, vuelven a juntarse y se pinchan de nuevo. así permanecen durante algún tiempo... hasta que descubren una distancia que les permite darse ese calor sin necesidad de lastimarse.

*para todos aquellos erizos que quiero, pero que les cuesta tomar esa distancia con aquello que les lastima...

viernes, 10 de diciembre de 2010

pájaro-dono

sons-nús, reza la carátula, o lo que es lo mismo, sonidos desnudos, o lo que es lo mismo, sin carne. sin especia alguna a la que anclarse el hueso. voces puras deshuesadas. maite dono y baldo martínez reza una letra de palo más minúscula e igual de esquelética un poco más al sur. voz y contrabajo igualmente desnudos.
acabo de recibir el disco de ambos y es espectacular, no sólo en su cobertura, no sólo en el epicentro del mismo hueso más exterior, sino en las voces de silencio más al fondo. voces sólidas al son de unas cuerdas graves contrabajísticas. ahora mismo voy deshojando estas margaritas. y nada más expandir sus hojas, la palabra del puño y letra de maite me estalla en la cara, todo fechado mágicamente un 25 de noviembre, cumpleaños de mi madre y día internacional contra la violencia de género.

un poco más al fondo incluso de todo esto, el corazón. un corazón deshojado que como racimos va multiplicándose en once láminas o postales con escritura estampada a mano, con letra manu-scrita que ofrecen la letra de las canciones en ese espacio junto a un dibujo perfectamente ajustado a esa escuadra de postal. animales marinos todos. pájaros de agua. perfectos rompecabezas que encajarían unos en otros. un corazón en pleno contrabajo maridando con el corazón de la malabarista garganta maitena. un hermoso epitelio cargado de capas y capas de células llenas de vida y notas. gracias por todo ello.

en bradada, la voz de maite em-bradada, embriaga. UT enloquece y te recuerda que la libertad existe. a mi me encantan estas dos canciones. bueno me encantan todas maite-acróbata de la voz. cada una tiene su propia personalidad. la personalidad de la voz atonal de la también atonal maite, porque para mí ella es eminentemente atonal. nada que ver con el sustrato tonal que arrastran los compositores clásicos. ella no es melódica, tampoco físicamente lo es, si lo pienso. ni siquiera es armónica. porque armonía es sinónimo de equilibrio y ella desequilibra su garganta subiendo los acordes hasta el punto más álgido para poner a prueba su gaznate. maite para mí es eminentemente vertical, en el campo musical, si quieren. un pájaro blanco que pone en verticalidad su voz hasta el infinito más inminente. me trae a la memoria a la maravillosa y adorada también cathy berberian. dirán que exagero, pero los ejercicios donosos en estas piezas ironizando la propia naturaleza humana, nos aportan luz sobre el lado ilimitado que alcanza maite -vocalmente hablando- como antaño hizo en su día berberian con aquellas folk song de su marido el compositor luciano berio, rey para mí del atonalismo.
gracias maite

lástima que no encuentre en internet bradada para embradados a todos... o ut, donde alcanza la voz hasta lo más alto y es prueba exacta de esa otra voz berberiánica.... subo chove que es igualmente preciosa.



CHOVE
pausiño pras sombras
chove pra baixo e pra riba.
O aire de soño en soño
a auga pinga que pinga…

Ven a noite polos eidos…
Vaise a tarde que nin xeme
decindo adeus con un xeito
que non sei nin me esquece.
(Uxío Novoneyra)

LLUEVE pausado para las sombras
llueve hacia abajo y hacia arriba.
El aire de sueño en sueño
el agua gota a gota…

Viene la noche por los campos…
Se va la tarde inaudible
diciendo adiós con un gesto
que no sé ni se me olvida.

(Traducción al español de los poemas de Uxío Novoneyra: Elva Rey)
*información ésta última sacada de la página de sons-sús

en el tronco de este pájaro-dono de pequeño tamaño confluyen tres enormes ramas. son ramas de un mismo árbol donoso. ramas artísticas que, como bien define ella, son una única en su cuerpo de pájaro-bosque, sólo que desplegando diferentes lenguajes. poeta-actriz-cantante.... tres donos confluyen en maite. tres donos -de dar- artísticos conviven en ella conformando de este modo el cuerpo último y blanco de esta criatura de pájaro. El jueves presentaba una hermosa antología llevada por ella, un particular almanaque poético editado igual de hermosamente por El Gaviero Ediciones

*escucho sons-nús ese árbol desplegado en once láminas, once estratos.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

panero

Diario de un seductor

No es tu sexo lo que en tu sexo busco
sino ensuciar tu alma:
desflorar
con todo el barro de la vida
lo que aún no ha vivido.

"El que no ve" 1980

cayendo al epílogo estelar

estamos a punto de caer amor. estamos a un sólo paso de la sima. a uno solo. pero a un paso que no para-caídas amor. sin coronas de marfil a las que asirnos. sin espuelas que nos frenen. estamos a un paso del talud. sin amor ni sima ni barranco amor. sin temblores oscilantes. desbocados. sin resumen ni red en la garganta. sin sentencias de amor ni destellos. con silencios consabidos. ni siquiera somos sueño de panteras amor. ni tampoco dueños de los sueños. ni siquiera carne alguna queda. ni sangre entre rendijas de esa carne de pantera. estamos a tan sólo una zancada del tornado amor. a una ráfaga y tras esto su heredero precipicio. a un ridículo embate de viento amor. tan solos sin amor y sin aliento en este giro de baldosas amor. en este buque cósmico de cruzadas sin contrarios. y todo amor para terminar a bocanadas donde empezamos esta revolución. licuados diluidos desleídos en aquel nebuloso vértice en el que nos juntamos amor. coronilla de nuestro universo. ahora monótono y frío territorio geofísico donde si yo te suelto amor me dis-paras y si me sueltas si me sueltas amor te sujeto el vértigo el furor y la bala. porque matar cansa amor y además mancha

*foto: Kieran Antill

órbitacementerio

sábado, 4 de diciembre de 2010

lo inesperado

puede que la palabra "inesperado" -que literalmente significa "que sucede sin esperarse"- sea concebida la mayor parte de las veces en su tinte más negativo. en su lado trágico, aquello que los humanos -seres limitados en cierto sentido- no esperamos y nos inespera. y hoy en día algo así suele ser trágico o dramático. no esperamos el bochorno, la muerte misma, los seísmos, los accidentes, las montañas de escombro en nuestrs aceras, todo esto es inesperado a nuestros ojos, tan acostumbrados a la certidumbre, a nuestros cómodos día a día, a nuestros des-sobresaltados días, porque no queremos sobresaltarnos o porque sencillamente no lo esperamos, aunque es tan necesario el sobresalto para despertarnos de este letargo en el que nos hallamos... tampoco esperamos las cosas o los encuentros buenos e ineludibles con los que tropezamos y estos, para mí son eminentemente inesperados en su tinte más mágico.

verónica aranda ha sido inesperada, pero su "inesperación" no ha sido sólo por su llegada, o su cruce, o por su tropiezo conmigo, sino que ella en sí misma es inesperada. porque en ella misma confluye todo lo inesperado, lo bueno y aquello que no queremos ver y llamamos "malo". una puede esperar que alguien con una trayectoria como la suya dibuje versos que son los soles y las sombras de cada una de las ciudades menospreciadas que ha pisado, mimetizándose con sus habitantes, con los tatuajes en el asfalto de una india recién iniciada (Tatuaje, Hiperión 2005), con su sabor alfámico en una lisboa antigua en la que se inició en fados (Alfama, Fundación José Hierro colección Alegría 2009), con su luz y sus cortes de nuevo en una delhi vivida con ojos más maduros (Cortes de luz, Rialp 2009) o con sus postales de olvido que recuperan fotograma a fotograma todo su pasado (Postal de olvido, El Gaviero, 2010), versos todos que te atizan para recordarte que despiertes de ese letargo mundano en el que andamos, y que nos obliga a trascender de esa baldosa en la que vamos sobrellevando la vida, a salir de la inercia de nuestros días, a dar el salto hacia otras baldosas más olvidadas, a ver más allá para descubrir cómo está hoy en día el mundo. el mundo más real. el inesperado mundo que está ahí afuera, viviendo tan solo su tragedia. a vapulear los muñecos que somos cuando no esperamos nada, o nada nos sorprende, ni lo bueno ni lo malo -entendiendo como malo insisto, todo aquello que no queremos ver-, como si estuviérmos muertos en vida. anestesiados ante tanto escombro. sus versos son como una inyección que succiona la morfina que conquistó un día nuestras venas adormeciendo la visión que tenemos del mundo.

pero de verónica, una lo que no se espera -de ahí lo inesperado- es que se arranque en fados, a veces dramáticos otras divertimentos, como si toda su joven vida hubiera hecho eso, lanzar fados al aire. y tampoco se espera una, que con esa voz detenida -no de fado, sino de verso), esa voz interior o ulterior que te obliga a detenerte en todo, esa manera suya de mirar al mundo y de tocarlo, con la detención con la que lo hace, sea luego uno de los seres más divertidos del universo. estos ingredientes que expongo en este cuenco -que es el cuerpo del poeta-, son para mí tesoro gastronómico que tener bien cuidado. personas como verónica, con esa riqueza no sólo interior sino también exterior, deberían acompañarnos a lo largo de nuestras desimantadas vidas. como si fuera un cuerpo magnético que se nos imanta en el hierro primero del corazón primero.

mis vacas magnéticas están a tan buen recaudo...

el jueves estuve en la casa de los jacintos. la poeta y para mí ya casi fadista verónica aranda nos regalaba poemas alfámicos mezclados en ese preparado con otros de pessoa y todo bajo una voz -que siempre será inesperada- al son de fados. la descubrí como poeta y fadista no hace mucho, insisto, y como persona hace menos incluso, pero el tiempo en estas lides no determina absolutamente nada. la sinergia que siento con verónica viene de tiempo atrás, no hay duda. y eso es burla hasta para el mismo tiempo. ese rey con dos latidos, un diástole y un siástole... entre medias, la vida y sus sucesos inesperados. viva pues lo inesperado.



*la grabación fue en libertad 8 y no es mía. tampoco tengo documento que corrobore lo que ocurrió en la casa de los jacintos...

Madrid. Ha vivido en Italia, Bélgica, Portugal, India y Marruecos. Ha publicado los libros de poemas: "Poeta en India" (Melibea, 2005. Premio Joaquín Benito de Lucas); "Tatuaje" (Hiperión, 2005, premio Antonio Carvajal de poesía joven); "Alfama" (Fundación José Hierro, 2009, IV Premio Margarita Hierro); "Postal de olvido" (El Gaviero, 2010, Premio Arte joven de la Comunidad de Madrid); "Cortes de luz" (Rialp, 2010. Accésit del premio Adonáis 2009). Y la traducción de "Poemas de los Himalayas" de Yuyutsu RD Sharma (Cosmopoética, 2010)

domingo, 28 de noviembre de 2010

garganta-desfiladero

reordeno órbitas que arrastro desde un día amanecido hace ya horas. y lo hago a todo volumen bajo la voluminosa muerte de isolda en un tristán y una isolda wagneriana. esta muerte en tránsito, esa corpórea cruzada en la impetuosa tráquea de jessie norman despierta en mí el salto y me obliga a detenerme. a aparcar órbitas, me obliga al grito. a hundirme en la misma fuerza, en lo sobrenatural, en lo extraordinario, en la vida misma más intensa. me obliga a comunicar mis emociones. a ser madera que crepita en ese campo suyo de antorchas. a hurgar en su garganta. a llorarlo todo. me obliga a extasiarme. a extenderme. a expresarme. a desfogarme. a estimularme. a alterar cuerpo y sexo. a alternar-los. al des-embolso. me obliga a desmembrarme. a descorcharme. a descoserme de la silla. a abrirme toda. a abrir las manos hacia arriba. me obliga a la zancada. a la acrobacia, a arrancarme toda tela y despeñarme desnuda por este jardín helado que veo desde el ventanal y gritar gritar gritarlo con su voz que inmola pero con la certeza de no morir de frío, si acaso de amor, como aquella isolda que en este liebestod se transfigura redimensionada frente al exánime cuerpo de su tristán envejecidamente muerto. algo así ha de sentir el que siente PODER, el poder del drama wagneriano.



escucho una y otra vez a jessie norman. atiendo a esa garganta -hermoso desfiladero su garganta- y siento eso, su PODER, un poder cruzando desiertos y froteras. qué arquitectura, su garganta... tan llena de células... dios! qué belleza su garganta desnudada... nido de pájaros guarecidos

la laringe de jessie norman, su faringe, sus bronquios, son extraordinarios. su cuello, tubo conducido por dos raíles desde donde se depeñan sus pájaros en-nidados, extasiando sus ramas que son brazos... su lengua, sierpe bondadosa que otorga y no estrangula... mirarla es casi tan placentero como escucharla.

wagner wagner wagner wagner liebestod...norman, sublime romanticismo cumbre romántica. wagner en norman me pone los pelos de puntísima y ese estado permanece tanto tiempo tanto bajo mi piel.... que temo que ese ejército de erizos se haga espina al fin en mí.

...y ahora me da por pensar en su mejilla izquierda, donde duerme la hendidura de toda su lágrima hecha cicatriz. el nitrógeno de cada lágrima derramada en cada aria interpretada hicieron herida en su mejilla y pareciera que siempre lacrimea cuando canta... transcurriendo así la lágrima por ese sendero prefijado, conocida huella, sin salirse ni un milímetro del camino

*hay que escucharlo hasta el final para que se dé el secuestro (en-volumen-alto)

original en alemán y traducción al español

Mild und leise wie er lächelt,
wie das Auge hold eröffnet
seht ihr's, Freunde?
Seht ihr's nicht?
Immer lichter wie er leuchtet,
Stern-umstrahlt
hoch sich hebt?
Seht ihr's nicht?
Wie das Herz ihm mutig, schwillt,
voll und hehr in Busen ihm quillt.
Wie den Lippen,wonnig mild,
süßer Atem sanft entweht:
Freunde! Seht!
Fühlt und seht ihr's nicht?
Höre ich nur diese Weise,
die so wunder voll und leise,
Wonne klagend, alles sagend,
mild versöhnend aus ihm tönend,
in mich dringet, auf sich schwinget,
hold erhallend, um mich klinget?
Heller schallend, mich umwallend,
sind es Wellen sanfter Lüfte?
Sind es Wogen wonniger Düfte?
Wie sie schwellen, mich umrauschen,
soll ich atmen, soll ich lauschen?
Soll ich schlürfen, untertauchen?
Süß in Düften mich verhauchen?
In dem wogenden Schwall
in dem tönendem Schall,
in des Weltatems wehendem All -
ertrinken, versinken, unbewußt -
höchste Lust!


Cuan dulce y suave sonríe,
como se entreabren sus ojos tiernamente
¿Le veis, amigos?
¿No le veis?...
¡Cómo resplandece con luz creciente!
Cómo se alza rodeado de estrellas.
¿No le veis?
¡Cuán valiente y enchido,
lleno y sublime,
se le inflama el corazón en el pecho!
Y de sus labios deleitosos y suaves
fluye un hálito dulce y puro:
¡Amigos, mirad!
¿No le percibís? ¿No le veis?
¿Tan sólo oigo yo esa melodía,
que tan maravillosa y quedamente,
suena desde su interior
en delicioso lamento que todo lo revela,
en tierno consuelo, gentil reconciliación,
penetrando en mí, elevándose,
en dulces ecos que resuenan en mí?
Esa clara resonancia que me circunda
¿es la ondulación de delicadas brisas?
¿Son olas de aromas embriagadores?
¡Cómo se dilatan y me envuelven!
¿Debo aspirarlas?
¿Debo percibirlas?
¿Debo beber o sumergirme?
¿O fundirme en sus dulces fragancias?
En el fluctuante torrente,
en la resonancia armoniosa,
en el infinito hálito del alma universal,
en el gran Todo...
perderse, sumergirse...
sin conciencia...
¡supremo deleite!

*original y traducción. internet

viernes, 26 de noviembre de 2010

diderot

¿qué ocurrirá cuando se apague el sol? Las plantas perecerán, los animales perecerán, y allí seguirá la tierra, muda y solitaria

sábado, 20 de noviembre de 2010

adagio



hoy he amanecido con este nerorromántico adagio. y hoy soy un adagio. de un inicio amortiguado al estallido más intenso para volver cadente y suavemente a su comienzo amortiguado. qué cíclicos son los adagios, aún más largos que el mismo largo
*barber

miércoles, 17 de noviembre de 2010

pessoa

decir lo que se siente exactamente cómo se siente -con claridad si es claro; oscuramente si es oscuro; confusamente si es confuso-: comprender que la gramática es un instrumento, no una ley

domingo, 14 de noviembre de 2010

eñeizada...

cuando te encuentras de sopetón con una estudiosa de la anatomía no entendida como ciencia sino como vehículo, cuando te encuentras a una fotógrafa como isabel muñoz,, justo delante de tus ojos, escrutadores estos de unas manos que lo han captado todo o casi todo con monocromática lente, cuando te encuentras la persona no la fotógrafa, con una voz que habla desde dentro, no técnicamente sino humanamente, resulta complicado elegir alguna fotografía suya que ilustre estas palabras, así que me decido por una de ella misma, que es exactamente la desembocadura de todo, es decir, el río donde confluyen el resto de sus series, porque sus fotografías son sobre todo, contacto.

y desdigo lo dicho y elijo también esta fotografía porque me hundí en esas doradas aguas cuando la vi y la fotografíe para que nadara en la pequeña escuadra de mi móvil, empantanada, empantallada. así que casi por incercia, cuando después de su ponencia tropecé con ella en los pasillos circulares del círculo, no pude por menos que felicitar vivamente su trabajo mientras le mostraba esta imagen en mi móvil. ella me sonrió y me agradeció encarecidamente mis palabras.




tras disfrutar el viernes noche dos sesiones en el círculo de bellas artes, ayer me reinicié el día en el círculo con ella y lo concluí en ese mismo espacio doce horas después y con una maravillosa puesta en escena de la poeta y amiga maría antonia ortega. representaba en un maridaje perfecto de atonales voces y música en directo de la escuela de letras Jazz Band, el libro flor de lis de marosa di giorgo. un buen inicio sin duda y gran colofón. entre medias, todo.

y elijo también este poema de maría antonia para vestir todo esto. porque de ello habló matinalmente isabel muñoz en su conversación. hablaba de la esencia. de la luz que hay en cada uno de los cuerpos tratados. de la individualidad con la que los trata. el recuerdo y la memoria de cada uno de aquellos cuerpos ante ella expuestos, con todos y cada uno de sus nombres grabados a fuego en su memoria detenida.

EL CABALLO

La luz es
una ciega desnuda.

Por qué razón habrá el caballo
de parecernos siempre desnudo,
y no el ganado vacuno.

Pues hay una desnudez
que también nos cubre
como un vestido
con las manos de dios
sobre nuestra piel,
nuestra boca,
nuestro sexo.

Es la luz
donde la luz es lo único
al manifestarse en cada ser
fiel a sí mismo
en la forma pura de las cosas.

Y es el caballo
uno de los seres
más idénticos a sí mismos.

de Poemas de la desnudez de maría antonia ortega

hay que entrar en sus mundos

es esta la foto?

miércoles, 10 de noviembre de 2010

...en traficantes de sueños

mañana jueves 11 de noviembre a las 19.30-20 h haremos una mini-presentación lectura del libro tablas de carnicero (luces de gálibo 2010) junto al también poeta óscar martín centeno . Será en la librería Traficantes de Sueños (embajadores, 35) a las 19.30-20 h. asimismo adelantaremos algunos poemas inéditos de órbita cementerio. os esperamos.

sábado, 6 de noviembre de 2010

cartografía de orejas y fetos

dicen que la forma que coge nuestra oreja una vez aderezados como personas es el feto invertido que fuiste. que la disposición de la primera es casi mágicamente idéntica a la posición fetal invertida que tomábamos en el útero, y si lo pienso, es una de las posturas predilectas a la hora de dormir. la memoria es silenciosa. silenciosamente prodigiosa. los lóbulos de unas serían las paredes o los bordes del útero. por tanto, siguiendo dicha ecuación, a lóbulos gruesos le corresponderían paredes gruesas de útero y a lóbulos finos, paredes finas.

órganos y entrañas vinculados a través de vasos comunicantes. como si cada órgano tuviera asociado matemáticamente una entraña. esto me trae a la memoria a los griegos que consideraban el hígado como el órgano del corazón, ya que el término cardíaco hacía referencia al corazón -en griego kardia.

he leído que Aristóteles, por su parte, se dedicaba a observar la regeneración animal en colas de lagartos, serpientes o en los propios ojos de las golondrinas, deduciendo que los órganos humanos más ocultos se regeneraban automáticamente. se curaban por sí solos. Incluso llegó a un argumento bien argumentado. La razón por la que no todos los animales tenían cerebro pero sí corazón, como los invertebrados. Incluso los babilonios, creían que el hígado era el centro del cuerpo, de la vida, por ser una masa enorme, informe e inmóvil pero llena de sangre quieta en animales y hombres.

así que no es metafórico decir que la oreja es nuestra cartografía embrionaria, como si fuera una instantánea del feto que formábamos en nuestros respectivos úteros maternos. nuestro mapa auricular. a mí esto me parece precioso y creo en ello como creo en los posos del café, así que cuando voy en el metro o charlo con amigos o descubro rostros nuevos en amistades recientes que una desea preservar, es inevitable buscar con ojos sus orejas lanzadas al aire a veces, otras enterradas amorosamente bajo una manta de cabello lanzada a ambos lados. una vez descubiertas, elucubro topográficamente -esto es, sin verlas- cómo sería esa persona antes de ser persona, cómo sería el embrión de ese ser que tengo enfrente. su aspecto casi casi antes de nacer. mi cabeza entonces va creando mapas de embriones de todos aquellos con los que me cruzo, y juegan a saber si eran o no hermosos en ese país sombrío y confortable, el útero. y si no, ¿no es exactamente nuestra oreja como el vientre materno conteniendo el feto?

apuesto por ejemplo a que orejas afiladas y enfiladas hacia arriba desencadenan en seres igual de afilados, intelectualmente hablando y hasta traviesos como aquellos antiguos elfos, dioses menores que vivían en los bosques. apuesto igualmente que serían igual de desconfiados que estos seres diminutos. y que aquellas orejas más redondeadas, serían más de seres sociables, más afables, pues lo redondo siempre es afable ya que no tiene vértices ni esquinas ni espinas.

en definitiva, que tenemos la inmensa suerte de disponer de una instantánea gradual y descubierta al mundo -como descubiertos están los genitales de los animales-, de cómo éramos cuando no éramos.

dime qué oreja tienes y te diré qué feto fuiste

chantal maillard

los gestos
reducir los gestos
el de los ojos,
entreabiertos para
la claridad, y a veces
cerrados. Prolongar
el tiempo entre el abrir
y el cerrar.
reducir los ciclos
del párpado.

aquietar el aliento.

querer menos.

sábado, 23 de octubre de 2010

un buitre en libertad

no sé porqué pero el nombre de bárbara butragueño me trae en ese mismo tren, en ese vagón oscuro, la imagen de un buitre negro. me trae a la memoria a una cría de buitre negro. puede que sea la cadencia de su nombre butragueño que casi casi marida con buitre negro o carroñero, y eso es bárbara para mí. un buitre negro que merodea y se revuelve hacia sus adentros. hacia mis adentros. hacia la carroña. dulcemente hacia ese lado. que escribe a esa carne corrompida que rezuma de nuestra piel primera…. a esa carne putrefacta que somos al fin y al cabo los presentes los ausentes. o puede que me recuerde a un buitre sencillamente porque su poderoso y prodigioso pico me rasgó ayer los tendones-

ayer mis oídos, que no me pertenecían, escucharon una tira de poemas que me tiró al suelo. partida y sin fuerza. me dejó indefensa. la voz de bárbara tiró de mí como el carro es tirado por una pareja de bueyes ancianos. tiró de esos tendones con toda la voluntad que ponía en su voz, con su inocente nervio tensando mis músculos.

casta ella pero lince al fin, esdrújulamente ingeniosa, maliciosamente inocua otras, espontáneamente experimentada, infantilmente hábil y por otro lado llena de otredad, eso es bárbara para mí, un buitre negro en libertad que sobrevoló ayer nuestras cabezas en libertad 8.

el antecesor en esa silla eléctrica preparada para una ejecución de poemas fue batania, que canturreó unas palabras que una hubiera querido no terminaran nunca, pero que al llegar a su fin nos permitió subir a esa misma silla a bárbara. y como si fuera realmente una silla eléctrica, bárbara, tintineando y tintineante nos abordó a todos con su poética.

lo que me gustó
-que sus poemas son traidores sin ella saberlo, porque entran en ti como si fuera una granada inocua que sabes que explotará una vez se acomode en tus órganos
-su naturalidad que nos recuerda que la inocencia existe y no siempre se mimetiza en un niño
-la manera en la que hundía los ejes de su mandíbula en un vaso de diámetro enorme a sus manos, con el único fin de enterrarse dentro. de ahogar lo recién dicho. de desdecirse huyendo. como si beber de ese vaso asido por ambas manos le refugiara del mundo como se refugia el feto alimentado en la placenta.
-la concentración y el tiempo que dedicaba a cada despunte de poema. a cada amanecer en su boca.
-conseguir que no aplaudiera tanto como mis palmas hubieran querido, porque el ensimismamiento en el que me encontraba me dejó sin cara ni cuerpo ni manos. siendo sólo oídos.
-la manera de mirar batania a bárbara. azulejo en el que se refleja a él mismo a través de ella. la manera de escucharla y de escrutarla, no sólo en su presentación sino entrados en materia.
-la materia de la que está hecha bárbara, este pequeño buitre, poético cóndor, rapaz con garras que nos secuestra cuando nos enseña sus medidas.
-la medida del aire. el ritual inconsciente de medir con las manos, como si fuera invidente, los márgenes de la página que sujetaba. como si tuviera que tomar constancia y conciencia de aquello a lo que se enfrentaba. de medir mentalmente palabras, versos enteros antes de descargarlo en sonido. como si tras esa medida con el cartabón de sus ojos y sus manos, tuviera una sola oportunidad para coger aire, el aire suficiente para descargar con toda detención el poema que rezaba la página. como si tuviera que medir los límites de la página para que sus ojos no se despeñaran una vez llegado al precipicio del vacío, de la última palabra que tocaba el margen. acotar sus ojos.

bárbara, me confieso fiel lectora. ávida de la carne que tiene la palabra palabra, porque la deshuesas, le arrancas la carne que le rodea dejando el hueso, como el buitre despluma a su presa, yaciendo en el desierto el esqueleto solitario de tu poema. bendita digestión porque aún me duras….

no tengo fotos porque no tuve manos pero os dejo un poema de bárbara bárbaro -el nombre le va como anillo al dedo- quise decir, la anilla a la garra.
con él me quedo

artífice sucia mentirosa la vida
y este miedo al aire como si vivir fuera sobreexponerse
una temeridad un ser el blanco el muerto tieso en la camilla no
la potencia de ser muerto sin serlo ese segundo de casi muerte más doloroso

como si mi cuerpo dátil en la casa útero
mi cuerpo dátil pequeño se arriesgara constantemente a la vida
un salir al aire a la muerte a la orfandad
en este mundo de lobos donde los otros tan otros siempre

*descubro ahora que no hablo de la poética de bárbara. hablo del buitre.

viernes, 22 de octubre de 2010

in principium erat verbum



In principio erat Verbum
et Verbum erat apud Deum
et Deus erat Verbum.
Hoc erat in principium apud Deum


En el principio existía el Verbo,
y el Verbo estaba con Dios,
y el Verbo era Dios.
El estaba en el principio con Dios.
Todo fue hecho por El,
sin El nada se hizo.
Cuanto ha sido hecho,
en El es vida,
y la vida es la luz de los hombres;
la luz luce en las tinieblas,
y las tinieblas no la sofocaron.


San Juan 1: 1-16

*nuestro querido estonio arvo pärt
para pau y albert

domingo, 17 de octubre de 2010

traficando sueños

ayer, esther ramón arturo borra laura giordani y víctor gómez traficaron con los sueños en esta ciudad sin sueño. fue fantástico ver a ese grupo de amigos aterrizados en madrid. a esther no la conocía personalmente así que fue emocionante ponerle movimiento, poder mirar las manos que empuñaron unas letras que montadas y enfiladas una a una, dibujaron reses hace años... porque las miré con detención y conciencia. igualmente emocionante fue cruzar palabras con ella y sacarle también voz a aquella cuyo nombre nadaba entrelíneas en el prólogo de Tablas de carnicero, iniciales que ordenaron antaño Arturo y Laura. Tenía muchas ganas de leer su Reses y al final ayer, después de deambular durante meses por esta ciudad insomne buscando reses, trafiqué con ellas a cambio de un puñado de euros en la librería.

leyeron poemas de sus libros de arcilla editados bajo el sello de Baile del Sol. en dos tandas, en dos giros de mesa, de esquina a esquina leyeron ordenadamente grisú, umbrales del naufragio, materia oscura, y huérfanos aún. esther nos ofreció en su segundo giro algunos poemas de un libro inédito -palabra que probablemente en ella caduque al instante- y que me atravesaron como una fleca el esternón ya abierto.


cuerpo

con azadas
la abrimos
y manaron
panes duros
de colores
vivos como
las mantas
que cubren
los rostros
de los muertos
y al morderlos
se borraron
los dientes
y vino el hambre
de lamer piedras
y un antiguo
peso
a impregnar
de arcilla
los cerezos

Esther Ramón- Grisú (Ed. Trea, 2010)


Casi todo

Más tarde supe: sobra
casi todo.

Esta escritura sobrante
sobrevive como una especie
que agoniza. No sé qué lenguaje apagado
invoca. En una grieta
me asomo hasta las últimas luces
y nada veo.

Sólo el desierto es consistente.
Arturo Borra- Umbrales del naufragio (Ed. Baile del Sol, 2010)


El tizne en las mejillas,
el perfume a muerte temprana,
la noche cubriendo la orografía
cárdena de tu cuerpo
con todos los relieves del maltrato,
tu sombra menuda repartiéndose,
haciéndote
cada vez más inconsistente
en el asfalto y las nubes
a contramano, duelen.

El zócalo de almohada,
la bolsita de pegamento,
su nana mortal contra la boca.

Te van endureciendo las esquinas:
sus ángulos cada vez más agudos
decapitan candores, desdicen
las mieles y vas cayendo sin cese
sobre las crestas frías del alba.

Duele la indiferencia:
esa extensión de sien a sien
donde se evapora el llanto tan rápido

Laura Giordani - Materia oscura (Ed. Baile del Sol, 2010)

Para que no

lo vieran

tuvo que
andar
a favor
de los vientos.

Como una daga
(por el cuello)
que hacia adentro se entrega fácil

como un insípido veneno
(por la boca)
que transparente se disuelve

sin saber supo ser
aire
y así nos ganó para la muerte —sin matarnos
todavía
(como un virus)

Así es la mentira.


Víktor Gómez Huérfanos aún (Ed. Baile del Sol, 2010)


*mi lista de libros apilados esta semana por orden de adquisición
El hombre de Jean Rostand
Lo bello y lo sublime de Kant
Kierkegaard vivo
Matar a Platón e Hilos de Chantal Maillard
Dñecada de ANdrés Newman
Reses de Esther Ramón (devoré su tundra hace semanas y también me ahogué con ese gas de mina subterránea que es grisú)
Umbrales del naufragio de Arturo Borra
Materia oscura de Laura Giornadi
y Huérfanos aún de Viktor que entre tanto lío ayer no cogí pero no tardaré en hacerme con él.

*en la última foto y también por orden de aparicón: esther ramón arturo borra laura giordani y víctor gómez

jueves, 14 de octubre de 2010

re-sonancia magnética

escucho la sinfonía 2 resurrección de mahler, magnéticamente. no importa qué número de sinfonía sea, puede ser cualquier otra, o puedo que sí que importe y sea justo ésta la que necesito para silenciarlo todo. en definitiva, que lo que importa es que la escucho a todo volumen con unos cascos que atan mi cabeza y sus ideas, supongo que por miedo a escucharme a mí misma. y sobre todo, sobre todo, por miedo a escuchar lo que los otros quieren decirme. por eso temo bajar el volumen y acabar escuchado en un despiste el eco de todo esto que me digo y me dicen, esa resonancia que tanto me niego a escuchar. qué magnético es el sonido.

lunes, 11 de octubre de 2010

chantal maillard marida muy bien con mahler o eso invento yo

(…)

escribir

¿y no hacer literatura?



¡y qué más da!:

hay demasiado dolor
en el pozo de este cuerpo
para que me resulte importante
una cuestión de este tipo.

Escribo

para que el agua envenenada
pueda beberse.



*todo un experimento dejarse estallar los ínfimos ojos por las palabras de Chantal Maillard mientras unos cascos hacen estallar en los también ínfimos oídos Das Lied von der Erde (la canción de la tierra) de Mahler

desesperación y resignación mahleriana pero en el subfondo la esperanza en la humanidad

domingo, 3 de octubre de 2010

...el poso

anfaegtelse.... aún me dura este poso, con la misma intensidad que persiste en mí el poso de su casa de la fuerza... sedimentos...de... carbón...



...supongo que hoy te estás acordando de mí solo porque estás en el mar donde descansan los ahogados hola mi preciosa angélica estás en la playa el agua está llena de seres desconocidos joder no quiero despertar no me dejes tengo miedo de que me dejes joder eres la pesadilla de la que no querría despertar eres la discoteca en la que me gustaría morir por un atentado de eta tengo miedo de ser más bajito que tú muchísimo más bajito que tu amor tengo ganas de llamarte por teléfono pero sería como llamar a alguien que está ingresado en la unidad de cuidados intensivos oye tráete un poco de playa al menos tráete algún ahogado para nuesro amor ya sé que no te gustan los ensayos sería como ensayar una pena de muerte no? yo te respeto bastante lo suficiente como para quemarme a lo bonzo frente a tu embajada mi amor hoy espero que estés pensando en mí como piensan los leones en las gacelas thomson supongo que lo que pasa es que tengo miedo pero todo esto va a funcionar besos de osos... A.L.

joder... angélica es intravenosa te estalla por dentro
video: pau de nut

viernes, 1 de octubre de 2010

...carpe diem

CARPE DIEM, quam minimum credula postero, o lo que es lo mismo aprovecha el día y no confíes en mañana porque mañana una explosión solar paralizará la tierra, o lo que es lo mismo aprovecha la vida y no la malgastes o tu carne se malgastará como se malgastan bombas de hidrógeno en el espacio, o lo que es lo mismo vive cada momento de tu vida como si fuese el último o serás el último en alcanzarte a ti mismo, o lo que es lo mismo vive en el soplo del relámpago porque el mundo envejecerá antes de que caiga a tierra ese relámpago o lo que es lo mismo vive al límite extremo o ese mismo límite ahorcará tu virgen garganta, o lo que es lo mismo vive intensamente cada instante o te sepultará ese instante en un instante, o lo que es lo mismo disfruta de los placeres fronterizos de tu cuerpo de tu mente dejando a un lado el futuro incierto, porque lo incierto es nada y todo esto es cierto, porque es incierto hasta el mismo cierto, o lo que es lo mismo que aquel inicial carpe diem

Tu ne quaesieris (scire nefas) quem mihi, quem tibi fienm di dederint, Leuconoe, nec Babilonios temptaris numeros. Ut melius quicquid erit pati!
Seu pluris hiemes seu tribuit Iuppiter ultimam, quae nunc oppositis debilitat pumicibus mare Tyrrenum, sapias, vina liques et spatio brevi spem longam reseces. Dum loquimur, fugerit invida aetas: carpe diem, quam minimum credula postero.


y la traducción:

no busques el final que a ti o a mí nos tienen reservado los dioses (que por otra parte es sacrilegio saberlo), oh Leuconoé, y no te dediques a investigar los cálculos de los astrólogos babilonios. ¡Vale más sufrir lo que sea! Puede ser que Júpiter te conceda varios inviernos, o puede ser que éste, que ahora golpea al mar Tirreno contra las rocas de los acantilados, sea el último; pero tú has de ser sabia, y, mientras, filtra el vino y olvídate del breve tiempo que queda amparándote en la larga esperanza. Mientras estamos hablando, he aquí que el tiempo, envidioso, se nos escapa: aprovecha el día de hoy, y no pongas de ninguna manera tu fe ni tu esperanza en el día de mañana

poema incluido en Odas, de Horacio

...hay alguien que quiera subirse a este último carro antes de que esa explosión solar rompa toda comunicación?

martes, 21 de septiembre de 2010

tablas de carnicero en valencia

este viernes pasado presentábamos tablas de carnicero en valencia. hace cerca de un año llevábamos un pez místico hasta primado y ahora era una manada de reses las que campaban por allí. tras llegar con G. y P. en tren hasta valencia, S. vino a por nosotros para encaminarnos hacia la librería y anegar el espacio de reses e individuos, que para mí llegan casi a ser lo mismo en este proyecto de libro. volví a encontrarme con las caras queridas de siempre, Arturo Borra consiguió trasladar al oído de los presentes el discurso que antaño tuvo junto a Laura Giordani para elaborar un prólogo que en palabras del editor era necesario en este libro para arropar las dudas las desavenencias las controversias las diatribas acaloradas los caminos desviados.... las lecturas paralelas, igualmente lícitas, pero paralelas al fin y al cabo....

me acompañó ferran fernández, editor de luces de gálibo que nos deleitó no sólo hablándonos de su colección de poesía sino también de lo que está por venir, como la reciente antología Puta Poesía donde confluiremos muchos poetas. ya en el dorado también leyó algún poema suyo que arrancó la sonrisa de los presentes...

no tengo fotos de la librería primado pero subo algunas de El dorado, gracias a miguel, arturo, laura, alicia, víktor, jesús, jose maría, mar.... a ferran por acompañarme, y todos los que hasta allí se acercaron...

pasamos el resto del fin de semana en familia cerquita del mar

suelto en la colina este poema del libro para todo aquel que quiera cogerlo


la vaca muerta que os habla ya ha hecho el amor
lo haría una y otra vez porque no duerme
pero eso sí
cuando su cuerpo moleste
lo entregará al mejor postor
y volverá liviana a reencontrarse para hablar
dejando muerte y cuerpo de lado
y al final de la historia os daréis cuenta
de que su cuerpo no molesta para nada
y la dejaréis pacer justo al lado

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Inter View ( Feat. Heartmill )



uf!!!!!!!!! no sé por qué pero me recuerda algún diálogo de alguna ópera de Alban Berg... ¿Lulú? ¿Woyzzeck? esa contemporánea y a veces atonal mezcla de voces entrelazadas y música.... ¿o puede que al Pierrot Lunaire de Schöenberg?

tablas de carnicero en valencia

este viernes 17 de septiembre a las 20 h presentamos Tablas de carnicero en Librería Primado (Valencia). Intervendrán los poetas Laura Giordani y Arturo Borra (autores del prólogo del libro) y la autora. Presenta el editor Ferran Fernández (Luces de Gálibo)

Y a las 23 h continuaremos con una lectura de poemas en el Dorado MAE

domingo, 12 de septiembre de 2010

más soap & skin



Janitor of lunacy
Paralyze my infancy
Petrify the empty cradle
Bring hope to them and me

Janitor of tyranny
Testify my vanity
Mortalize my memory
Deceive the Devil's deed

Tolerate my jealousy
Recognize the desperate need

Janitor of lunacy
Identify my destiny
Revive the living dream
Forgive their begging scream

Seal the giving of their seed
Disease the breathing grief


la adoro-...

sábado, 11 de septiembre de 2010

soap & skin o los descubrimientos

Anja Franziska Plaschg es el alma que se oculta tras una capa de oscuridad y drama tortuoso. pertenece a Soap & Skin, cantante austríaca y joven que descubrimos su voz a través de Radio 3.

el nombre soap & skin según palabras de la cantante, “Soap & Skin (jabón y piel) son dos sustancias que reaccionan la una a la otra de distintas formas. No sólo el jabón limpia la piel sino también la protege, y la espuma es tan hermosa mientras desaparece rápidamente…”.

he leído que ya a los 7 años (cabalístico número) comenzaba su relación con el piano y que más tarde se intersaría por el teatro y el lengua corporal, la expresión en la que mejor se mueve. En las canciones de soap & skin acompañan a esa dolorosa voz cuerdas, demás aparatos electrónicos. oscuro timbre de voz me recuerda a veces a Cat power, desgarradora, como el mismísimo vacío. intimista y preciosista.... a veces dulce y melancólica, otras, las más, asfixiante hasta alcanzar la tráquea. os dejo dos canciones Thanatos y Spiracle



Glaucoma on our eye
Plague to weather
Until they run dry

Ages of delirium, curse of my oblivion

I swell without a scar to end the time
A shell without a star at the end of time

Watch the bend of my wandering
of hunting with the lightning gun

Tremor on my heaven son
Tares above my kingdom come

Torn open tomb
I fell in your cold fission bomb
I fell in your war

Ages of delirium, curse of my oblivion
Tremor on my heaven son
Tares above my kingdom come



When I was a child
I toyed with dirt and I fought
As a child
I killed the slugs, I bored with a bough
In their spiracle

When I was a child
Peers pushed me hard
In my head, in my neck, in my chest, in my waist, in my butt

I still beg
Please help me

When I was a child
I threw with dung as I fought
As a child
I killed all thugs and bored with a bough
In their spiracle

When I was a child
Foes pushed me hard
In my, in my neck, in my chest, in my waist, in my butt

I still beg
Please help me

When I was a child
I rend my tongue distraught
As a child
I killed my thoughts and bored with a bough
In my spiracle

When I was a child
Fears pushed me hard
In my head, in my neck, in my chest, in my waist
I never loved

I still beg
Please help me

I was a child
I am a child

el spiracle o espiráculo es el orificio respiratorio que tienen muchos animales marinos, donde el aire o el agua contacta con su sistema respiratorio interno.



*la foto de la cantante bien podría ser otra ofelia (de millais)

lunes, 6 de septiembre de 2010

tablas de carnicero en Entrelíneas Librebar

este viernes 10 de septiembre a las 20 h leeremos poemas del libro Tablas de carnicero en Entrelíneas Librebar (Gonzalo de Córdoba, 3, metro quevedo-bilbao). y la noche del día siguiente, en la Noche en Blanco, leeré algunos poemas de Órbita cementerio en Los Diablos Azules (Apodaca 6, metro tribunal)... Será a partir de las 23 h. Os espero

sábado, 4 de septiembre de 2010

this bitter earth

...no me canso de escuchar esta canción.

This bitter earth
Well, what fruit it bears
What good is love
mmmm that no one shares
And if my life is like the dust
oooh that hides the glow of a rose
What good am I
Heaven only knows

Lord, this bitter earth
Yes, can be so cold
Today youre young
Too soon, youre old
But while a voice within me cries
Im sure someone may answer my call
And this bitter earth
Ooooo may not
Oh be so bitter after all

versión sola de Dinah Washington



versión de Dinah Washington y Max Richter

lunes, 30 de agosto de 2010

butcher’s chopping board

dos poemas traducidos al inglés del libro tablas de carnicero
*traductora: Sonja Alberdina Martin, antropóloga

I
in crescendo
“you give beauty to horror, that is your best talent”
Djuna said to her friend Emily Coleman
djuna barnes


the peace that came from the eyes of the meadow-ox
the weight of the love that came from the peace
that came from the eyes of the meadow-ox

the shot that pierces the weight of the love that came
from the peace that came from the eyes of the meadow-ox

the pile of meat behind the shot that pierces
the weight of the love that came from the peace
that came from the eyes of the meadow-ox

the girlfriend-fly that bombards the pile of meat
behind the shot that pierces the weight of the love
that came from the peace that came
from the yes for the now dead ox

I
in crescendo
“das belleza al horror, ese es tu mayor talento”,
le decía a Djuna su amiga Emily Coleman
djuna barnes

la paz que venía de los ojos del buey-prado
el peso del amor que venía de la paz
que venía de los ojos del buey-prado

el disparo que atraviesa el peso del amor que venía
de la paz que venía de los ojos del buey-prado

la apilada carne tras el disparo que atraviesa
el peso del amor que venía de la paz
que venía de los ojos del buey-prado

la mosca-novia que acribilla la apilada carne
tras el disparo que atraviesa el peso del amor
que venía de la paz que venía
de los ojos del ahora buey-muerto


II
for what reason do horses
always seem naked to us
when cattle don’t
m.a.ortega


don’t touch her any more
don’t skin the habit of her suit
her body is today the treasure
that squeezes the most cowardly hand
this animal that lies at your side
carries her future cut into pieces
in some meadow or bombarded street
let go of her small pieces of meat
jumping through the air
let go of them

II
¿por qué razón habrá el caballo
de parecernos siempre desnudo,
y no el ganado vacuno?
m. a. ortega

no la toquéis más
no despellejéis la costumbre de su traje
su cuerpo es hoy el tesoro
que exprime la mano más cobarde
esta res que yace a vuestro lado
lleva su futuro despedazado
en alguna pradera o calle bombardeada
soltad sus pequeños trozos de carne
saltando por los aires
soltadlos

sábado, 21 de agosto de 2010

taller de miserias

prefiero dormir agrietada a la intemperie
que en una aquilatada fosa con un acero a cuestas
prefiero la mosca-cebo en el sedal
antes que el arañazo feroz de tus ojos en mi espalda
-soledad maciza que abate como hielo rojo-

prefiero el óxido de la metralla en vena
al disparo anónimo en este asfalto
prefiero tu madera carcomida
a la armadura de mi cuerpo
-tus astillas destruyendo las paredes de mi carne-
prefiero esa carne mía putrefacta
a mi venidera carne putrefacta

prefiero los gatos fermentados
las ballenas encalladas casi agrias
los caballos malhablados con sus crines desbocadas
prefiero los sin tierra y sin latido
con su azufre suplicando cicatrices

prefiero la maraña que le sigue a tu indolente sexo
siendo muralla enmarañada en mi cerebro oblicuo
prefiero lo vil lo más indigno la miseria
lo prefiero para no defraudar ni espíritu ni sexo ni latido
y tener la certeza casi diaria de que el bienestar no existe

*órbita cementerio

miércoles, 11 de agosto de 2010

casa quemada

su casa era su coche. y en la casa confluían cocina-habitación-salita. el baño a las afueras. una planta baja exterior con seis ventanas y vistas a la calle de este madrid sin mar. a una de sus aceras ennegrecidas. también tenían vistas a un enorme jardín. un parque a las afueras en el que los niños a media tarde columpiaban sus cuerpos mientras sus madres les instaban a tomar la merienda.
su casa, es decir, su coche, estaba construida a las orillas de un barrio, no lejos de otra casa, otra planta baja exterior. físicamente era móvil porque tenía ruedas, pero habían aquilatado los cimientos de aquellos enormes radios a la acera y ni el viento hubiera podido levantarla. una sola llave abría todas sus puertas- casa con más de dos puertas mala es de guardar- y esta casa tenía tantas puertas como ventanas, esto es, seis. y esa misma llave las cerraba todas. no tenían ni luz ni agua. la luz era natural y el agua también, esto es, la lluvia era su agua. tampoco tenían televisión pero bueno, tenían buenas vistas. no parecía que recibieran muchas visitas ni tampoco tenían ninguna alfombra a la entrada con un rótulo que rezara “bienvenidos a la república independiente de tu casa”. allí tenían todos sus enseres, todo aquello que necesitamos para vivir. lo imprescindible. lo realmente imprescindible. ropa y comida. si pasabas por su puerta muy temprano podías ver cómo se iban desperezando y salían a la calle para estirar las piernas. se vestían también en la calle debido al poco espacio de su cocina-habitación-salita. su calle era su habitación. se aseaban también a las afueras. todo excepto dormir y guarecerse del frío y quizás hacer el amor, lo hacían en la calle. si pasabas por su puerta al anochecer podías ver a veces cómo llegaban a su casa o incluso los pillabas durmiendo tras una jornada más dura de lo normal. tenían aspecto de ser felices o infelices, ¿qué más da? de haber tenido problema con las drogas o de no tener problemas ¿qué más da? pero su casa, que era su coche, parecía ser lo único que tenían. eran un hombre y una mujer. la mujer era alta y delgada, quizá demasiado, y un día mirándola pensamos que pudieran irle bien algunas ropas nuestras. así hicimos limpieza en casa.
hace un mes hicimos limpieza en casa. esa otra planta baja exterior. colocamos en una bolsa grande ropa casi sin usar-casi usada pero limpia y pensamos dejarla en la puerta de aquella casa, quise decir, coche aparcado a la otra orilla.
pero ayer pasamos por su casa, quise decir, su coche. de lejos vimos que la ventana principal, es decir, la luna (qué poético, si lo piensan…) estaba rajada. la luna estaba completamente partida, como si hubiera entrado el eclipse en aquella casa. la oscuridad. nos acercamos más y sencillamente nos espeluznamos. no olía a ceniza pero todo su interior estaba incendiado. todo su interior y lo que ese ulterior guardaba estaba color ceniza. no olía a ceniza, insisto, pero parecía haber ardido recientemente. todas sus puertas estaban abiertas, ventanas sin lunas. buscamos hasta sus enjutos cuerpos en aquella cocina-habitación-salita y no los encontramos por suerte. eso sí, ahí, quemados, desvencijados y solos, enseñando impúdicos los esqueletos, estaban los muelles de aquellos sofás-camas donde descansaban cada noche. sus reposacabezas parecían deshacerse ante un inminente soplo de viento. zapatos que sólo conservaban las puntas de hierro asomaban en aquel océano de cenizas. un cepillo de dientes que nunca volvería a cepillar ningún afilado diente descansaba sucio en el fondo. todo estaba negro. buceamos con ojos aquella estancia y no entendimos por qué, sencillamente no entendimos por qué.
supusimos que la construcción de aquella casa, el apuntalamiento de los cimientos de aquella casa con ruedas en aquella orilla molestó a algún des-almado vecino, inquilino de su propia casa, de su comodidad y sencillamente prendió fuego a aquello que le molestaba, aquella casa. como el que destruye un edificio porque no quiero tenerlo enfrente y construye el suyo propio en esos mismos cimientos. aquella casa quemada, lo único que parecía tener esta pareja. me pregunto dónde vivirán ahora.

hay dos clases de pirómanos. los que incendian bosquen y luego están los que incendian casas con el alma de sus inquilinos dentro.

les dedico este poema antiguo del pez místico

la casa está ardiendo
la casa en ruinas está ardiendo
no arde sólo la brasa en este suelo de barro
donde vive uno en su mundo comunista
o en ese otro opulento mundo a las afueras
más aletargado de tristeza
la casa está ardiendo
la casa en ruinas está ardiendo
arden los muebles de esta pecera sin agua
las sábanas de agua arden
las paredes de las calles sudan
arden cocinas y arterias
que desdeñan peces incendiados
la casa está ardiendo
la casa en ruinas está ardiendo
¡qué desorden social!
¡era tan imprescindible vigilar el fuego!

lunes, 9 de agosto de 2010

desde moncayo-trasmoz

Esta es la Casa del Poeta vista desde los ojos de S., quise decir, las manos. Éste es el dibujo que estampó en el libro de firmas, como el que estampa un sello, es decir, sencillamente, seguido de unas posteriores letras mías que estampé de seguido. Aquí pasé los últimos días de julio y agún iniciado agosto. Ha sido una experiencia maravillosa. Llegamos un 24 y permanecimos por esas tierras hasta entrado agosto. los últimos tres días asistimos al IX festival internacional de poesía del moncayo donde yo haría tres intervenciones repartidas en esos días. Llevaba bajo el brazo Órbita Cementerio para trabajar en él. Regreso con menos versos que los que llevé. pero eso es positivo porque el viento de Trasmoz atizó mis ideas limpiando de paja la sobrante tierra. todo un ejercicio de síntesis, sin duda.

eso sí, también hemos viajado, caminado, leído, reído. hicimos la ruta de bécquer caminando, otra ruta para ver los restos de un pueblo celtíbero, partiendo del monasterio de veruela, maravilloso enclave, así hasta derrotar nuestros tobillos endurecidos por las piedras del camino. hemos traspasado fronteras pisando tierras navarras como tudela, o sorianas como ágreda. hemos comido piedra casi todos los días. pero esa piedra de iglesia antigua, de losa de cementerio envejecido, de casa con ventanas sin vestimentas. hemos aspirado el humo de los puros de los más octogenarios. hemos charlado con los habitantes de Trasmoz hasta cuarenta minutos seguidos. con los panaderos de Vera de veruela donde nos invitaron a sacar fotos del horno, querencia de S., a hablar con el alcande de Alacalá de Moncayo, todo un iniciador de ideas, con la del bar de Vera.... hasta aquí, hasta esta casa nos visitó Octavio Fernández Zotes y su séquito amabilísimo. Un poeta que tenía curiosidad por conocer la casa del poeta y al que abrí las puertas emocionada por su emoción.

mi intervención más amplia fue el segundo día, en el Museo del vino, presenté Tablas de carnicero e hice una lectura de algunos de los poemas-vaca incluidos en el libro. leí también en otro momento un poema de Órbita cementerio y por supuesto, sin dejar caer en el olvido mi querido pez místico del que también unos breves poemas.

Ya en el festival, segunda vez que repito en el moncayo, conocí a gente muy interesante.Juri Talvet, es un auténtico poeta estonio cuya amabilidad y afabilidad sorprendían como sorprende la mismísima belleza, y su acompañante de guerra, Albert Lázaro-Tinaut, traductor de Jüri al que me une algo más que la poesía, profesionalemnte hablando... elena medel, por todos conocida, jovencísima poeta pero de maduro puño y cuyo sentido del humor se asemeja tanto al mío, que fue disfrute su compañía. almudena vidarroeta, otra joven poeta cuyos versos traspasaron la primera cobertura de mi cuerpo para llegar al meollo de la cuestión, a mi propio meollo... y que además es de los fayos, rincón que encandiló los ojos de S. y los míos propios. o mi nunca olvidado Angel Guinda y Raquel Arroyo, a los que siempre me tranquiliza ver.

nacho escuín, cuya compañía y cuyos versos también acompañaron esta que suscribe lo dicho. Carlos vitale, un asentado, en todos los sentidos, poeta y hombre, con todo lo que suscita ambos vocablos. tampoco me olvido del poeta iraní Mohsen Emadi, ya querido por mí pues coincidí en ese mismo festival hará unos cinco años. Descubrí grupos como China Chana que me gustaron tanto que en cuanto terminaron su actuación me fui corriendo a por su disco, el cual nos acompañó a S. y amí en las siguientes excursiones por esas tierras aragonesas.

no me puedo olvidar de alguien importante en todo el festival, María José Moreno, actriz que en su papel de presentadora exprimió el lado más íntimo de cada unos de los poetas allí presentes para dar a conocer su lado más profesional. una presencia sin duda imprescindible en todos los actos que se expusieron allí.

algunas fotos de algunas actuaciones en el monasterio de veruela el último día. Eva Amaral y Juan Aguirre, a los que insté para fotografiar junto a S., Ingrid Magrinya, bailarina que no toca con los pies en la tierra sólo late y que también conocí con anterioridad, Luigi Maráez & Alime Hüma, un dúo espléndido cuya música consiguió elevarnos de nuestros asientos. y cuya compañía vecinal en la casa del poeta fue todo un disfrute.

O el grupo Lousiana, que admiro desde hace tiempo donde tuve la gran suerte de conocer a Ana Muñoz, una especie de Ofelia de Millais y saludarla con cierta prisa pero lo suficiente como para seguir en contacto. Ver a Octavio gómez Millán o a Luis Cebrián ya no necesita comentario, porque son inercia en mí, siempre.

gracias a todos los organizadores, a Trinidad (Olifante) a Marcelo, en su papel de técnico de sonido, y a todos los allí presnetes. y sobre todo sobre todo al maestro Labordeta, homenajeado en este novena edición del festival. a sus hijas y a sus nietas... y que me disculpen todos aquellos que no menciono por una cuestión de espacio en mi memoria rota.

*fotos de S. y de Albert Lázaro-Tinaut

china chana. para todos to

lunes, 2 de agosto de 2010

maría lakshmi

Tiene nombre de quimera con final feliz. es joven como una cría de pájaro recién emancipada de su nido, pero es sublime pájaro en escena. Es la revolución en una bandada de pájaros. El motín del ave rapaz que sobrevuela sobre las cabezas nuestras. Un águila con una envergadura de 1.70 centímetros que nos recuerda que la física no siempre se cumple pues con esa altura demuestra el poco peso (físico) de su cuerpo y el poco apego que sus huesos tienen con la tierra. Nada anclados. La gravedad por tanto es displicente con su cuerpo. su edad nos habla de su juventud pero sus pies son tan maduros cuando chocan como unos granos de arena contra el escenario, que resulta incomprensible casarlos con su juventud dentada. cuando baila su sonrisa es como un pecado mortal abierto de par en par. todo movimiento suyo contradice a Newton. su movimiento es autodidacta, dinámico y revolucionario. No entiende de física cuántica pero sí de física universal. de esa tan necesaria para la profesión a la que le profesa un exacerbado amor. Y exacerbado aquí es sinónimo de sacrificio. Imagino sus pies mordidos como torres de castillos abandonados.

María Lakshmi es pura convulsión en el aire. Los mortales que la ven bailar son en cambio cimiento en su propio asiento. Levanta perplejidad en todas las cabezas nuestras. Su astronómico cuerpo es periódicamente orbital porque danza y gira alrededor de un astro. No toca el suelo como aquella diosa Ate que sobrevolaba el mundo descargando su belleza a la tierra seca. Es un planeta extraviado, pura mecánica cuántica. Más de Kepler que de Newton porque su baile nos enseña todo un movimiento de planetas. Es puro movimiento planetario. No le profesa ningún amor a la gravedad, al contrario es pájaro errante en esta tierra detenida.



Aquí os dejo algunos datos de formación y experiencia, un maridaje a contratiempo debido sobre todo a su corto tiempo. Esta bailarina promete. Compromete.

Dance Studies
2008/2010: Carmina Ocaña Dance School where she obtained two consecutive Annual Scholarships to perfect her dance technique with Carmina Ocaña and Pablo Savoye (learning Bournonville and Balanchine styles respectively)

1998/2008: Royal Conservatory of Dance “Mariemma” in Madrid, where she obtained the Final Award of Classical Dance 2008.

Experiencia en danza
2010 - Dance Show at the Cultural Center Antonio Machado, Madrid.
2010 - XI Young Dancer’s Ballet Gala (Albacete), Teatro de la Paz
2010 - IV Unicef Ballet Gala (Toledo).
2010 - Master classes with Caty Arteaga (Compañía Nacional de Danza, Nacho Duato).
2009 - Special Summer Program with ballet mistress Suki Schorer. (New City Ballet )
2009 - Summer Program at the School of American Ballet (SAB, Lincoln Center, New York)
2008 - Invitation at the John Cranko School, Stuttgart. Course with Galina Solovieva.
2008 - Summer Intensive Course with Carmina Ocaña and Pablo Savoye.
2008 - Royal Conservatory of Dance “Mariemma (Madrid Theatre), dancing as soloist in pieces ‘’Allegro Brillante and Concerto Madrigal’’.
2008 - Chemnitz (Young Ballet Gala Germany), dancing as principal in ‘’Concerto Madrigal’.
2008 - Valle-Inclán Theatre (RESAD), dancing as soloist in pieces ‘’Allegro Brillante and Concerto Madrigal’’.
2007 - Master classes with Ricardo Nuñez.
2007 - Master class with Jean Charles Gil.
2007 - Master classes on Forsythe technique with Ana Catalina Román.
2007 - Model dancer for the dvd Didactics of Dance, by the High Conservatory of Dance, Madrid.
2006 - Master classes with Irena Milova.
2003/04/05/06 - Summer courses with Dance Master Carmen Roche (Béjart´s Ballet de XX Siècle).

Dance Competitions and Awards
2008 - ‘’End of Studies Virginia Valero Award’’, given to the best dancer´s degree at the Conservatory..
2008 - Second prize in “Concurso Nacional de Danza de Castellón”.
2006 - Third prize in “Concurso Nacional de Danza Clásica Torrelavega”
2004 - First prize in “Concurso Nacional de Danza Clásica Torrelavega”
2003 - Finalist in “Concurso Nacional de Danza Clásica Ribarroja”

Repertorio:
Allegro Brillante, (principal´s role) choreography by George Balanchine. *
[*personally monitored by Balanchine Trust´s Nanette Glushak]
Concerto Madrigal, (principal´s role) choreography by Nacho Duato
[*personally supervised by Mr. Duato]
Sous le Soleil Exactement, choreography by Tony Fabre.
Alrededor no hay nada, choreography by Goyo Montero.
Aprendiz de bruja, choreography by Juan Carlos Santamaría.
Le Corsaire´s Pas de Trois, choreography by Marius Petipa.
Paquita´s Grand Pas, choreography by Marius Petipa.
Sleeping Beauty: Lilac Fairy, choreography by Marius Petipa.
Tchaikovsky Pas de Deux, choreography by G. Balanchine. *
Carmen´s Solo at the Tavern, choreography by Roland Petit. *
Who Cares?, choreography by G. Balanchine.
Grand Pas Classique, choreograpy by Daniel Auber.
Raymonda, choreography by Marius Petipa.
Sleeping Beauty, choreography by MariusPetipa.
The Flower Festival of Genzano, choreography by August Bounonville.
The Talisman, choreography by Marius Petipa.

martes, 20 de julio de 2010

tablas de carnicero en carne cruda

¿acaso podría ser de otra manera? carne cruda sobre unas tablas de carnicero. Carne cruda cocinada por Javier Gallego.. Carne muerta hecha cariño sobre esas tablas radiofónicas. Aquí dejo algunos instantes de la entrevista de Javier el 19 de julio en Radio3

A la 13 vino un coche a por estos trozos de carne míos hasta mi trabajo para llevarme a RTVE. La conversación con el conductor fue muy agradable. Recuerdo perfectamente su nombre. Hablamos de todo un poco. Mató los pocos nervios que tenía, probablemnte fui ausente de nervios porque la noche anterior dormí muy pocas horas. Por lo tanto aconsejo vivamente trasnochar o abandonarse a un insomnio inesperado si el día siguiente es así de intenso. AL llegar informaron de mi presencia y no tardaron en bajar a por mí para ir a los estudios.
Quédé muy satisfecha, me gustó la estructura del programa y aunque me hubiera gustado hablar del espectáculo Tablas de carnicero, del sentimiento de piedad tan presente en este libro, esa palabra con mayúsculas que encierra todo este conjunto mío de reses, de cómo la vaca nos enseña a través de su muerte a atribuir piedad a todo animal dócil para así atribuir piedad al resto de nuestros actos, pero soy consciente de que el directo y su no-tiempo avasallaron cualquier iniciativa....

llegué a casa con herida de bala. la metralla se clavó en mi rodilla y la poca sangre que manaba de esa llaga me hizo sonreír aún más.... tropezaron mis huesos contra una escultura en plena acera, no, no era una escultura, las esculturas son arte y tienen una finalidad. esto era una piedra, una piedra en el camino, pero no me lo tomé como suele tomarse ese refrán, al contrario. me alegré. mis huesos se alegraron.

Fue toda una experiencia. Javier Gallego es todo un profesional y está acostumbrado al vértigo. A saltar sin red desde casi la misma altura que tiene este rascacielos. Le agradezco sobre todo las palabras con las que inició mi presentación. Gracias a todo el equipo de Javier, Luis, Julia, Eloy, y a los conductores que arrastraron mi cuerpo y lo depositaron con el mismo cuidado que se deposita una cría de pájaro en su nido.

*Quiero unos ojos que no miren para otro lado. Unos ojos que siempre me sonrían en el espejo, incluso en los días malos. Uno ojos que parpadeen ante cada mañana como parpadeas cuando te asombras…

Unos ojos que sepan ver en sueños. Y que no sueñen despiertos pero sí nos despierten del ensueño. Deberían inventar unos ojos que estén siempre abiertos para que no nos la metan doblada, para que no nos durmamos en los laureles, para que no desfallezcamos.

Unos ojos que sepan mirar, que sepan acariciar, que sepan besar. Y unos ojos que escuchen. Unos ojos con orejas para oír la realidad.

Unos ojos como esos son los que tiene nuestra invitada de hoy: Nuria Ruiz de Viñaspre, autora del poemario Tablas de Carnicero, un libro que sirve para cortar la realidad, para despedazarla porque de poemas machete que le pegan tajos al mundo y te cortan la respiración, de poemas densos, duros y fibrosos como la carne de las reses, que hablan de este matadero en el que vivimos, de la inteligencia paciente de las vacas y del ganado de hombres y mujeres que son pasto diario de guerras y telediarios.


*Palabras de Javier Gallego. Emocionante.

en la cabecera de este rascacielos, es decir en el ático, en ese último piso que en este caso es el primero, dejo el enlace de la entrevista...