viernes, 27 de diciembre de 2013

ingeborg bachmann



Todos los días

Ya no se declara la guerra,
se prosigue. Lo inconcebible
se ha hecho cotidiano. El héroe
permanece alejado de los combatientes. El débil
ha avanzado hasta las zonas de fuego.
El uniforme de diario es la paciencia,
la condecoración, la mísera estrella
de la esperanza sobre el corazón.

Se concede
cuando ya no pasa nada,
cuando el fuego nutrido ha enmudecido,
cuando el enemigo se ha hecho invisible,
y la sombra del armamento eterno
oscurece el cielo.

Se concede
por abandonar las banderas,
por el valor ante el amigo,
por revelar secretos indignos
y desacatar
toda orden.

De "El tiempo postergado" Ediciones Cátedra S. A. 1991
Versión de Arturo Parada

jueves, 19 de diciembre de 2013

la latitud de los caballos

la carga que sobra por la borda. dehacerse de todo peso. deshacerse por los aires. por la borda si no hay viento barlovento ni dominante sotavento que contradiga. por la borda si el no-viento inmoviliza tus naves. por la borda los caballos. todos los caballos del mundo por la borda. que nos hunden. aunque su latido de galope en tráquea siga vivo. por la borda los ancianos. los enfermos. los más débiles. por la borda lo no-válido, lo sobrante para no hundir este gran barco encallado en Mundo. al atlántico con todo. lanzadlos al espacio llenos de inconsciencia. caballos dibujados a mano alzada. con las alas de sus patas apuntando cielos. por la borda su danza a ese mar sagaz de los sargazos. aunque nos quedemos solos y muramos como ellos pero sin danza ni acogida. que sé qué no seré capitán de barco ni grumete. sí caballo-depredado. sí caballo-bailarina por la borda.

*qué dura historia la latitud de los caballos. siempre ahí, merodeando como una nube por encima de las cabezas nuestras. es hasta poético ese lugar que existe. que existió. punto exacto donde el viento te detuvo. pero los caballos por la borda... pero el viento... pero los caballos por el viento y por la borda... si dehacerse de todo peso es deshacerse por los aires.

équma. La Latitud de los Caballos from Nicolas Haro on Vimeo.


fotos: nicolás haro
canción: the doors. horses latitude

martes, 3 de diciembre de 2013

el perfecto feminismo humanista

ya está en la calle el nuevo cd-libro de la capella de ministrers. se titula la citè des dames y verme inmersa en este proyecto ha sido una prolongación del disfrute que ya sentí con el libro tabula rasa. la prolongación de la música y la poesía como un todo. oído y puño ocupado. amorosamente colmado. manos y puños que gestaron en estos últimos siete meses. manos sietemesinas.

la citè des dames es un libro de christine pisan (filósofa, poeta, humanista, la primera escritora profesional de la historia. la protofeminista) escrito en 1405, que habla de un lugar creado por y para mujeres, un lugar utópico -o no- en el que las mujeres eran las gobernantas de ese bello micromundo. pisan fue quizá la primera feminista de la historia que abogó por incidir e insertar en el núcleo del pensamiento masculino el pensamiento femenino....


en esta bellísima propuesta de carles magrener, director de capella de ministrers, nos encontramos mujeres compositoras de la edad media y altas voces como hildegarda von bingen, ana bolena, herrada de landsberg... así hasta 20 piezas musicales repartidas en dos cd preciosos.

en el interior del libro, hermosos y esclarecedores textos de isabel morant, y de josemi lorenzo, dos grandes historiadores que nos acercan a aquella época desde todos sus matices y nos abren la compuerta de nuestras limitadas mentes. junto a ellos y como cierre del libro, 20 poemas míos. una pasión por cada pieza musical arrancada, arrancadora de pasiones.

Portada del CD-Libro

la citè des dames será el regalo perfecto. pues, qué mejor lenguaje que la música y la palabra? la  lucidez de aquellas músicas y su consecuencia?

eternas gracias a la capella de ministrers por este cd-libro y a mi traductora personal, claudia routon, con la cual, la constante comunicación para trasladar estos poemas a su idioma, ha sido perfecta y fluida, no podía ser de otra manera. atravesar el idioma...

aquí os dejo una bellísima canción incluida en él, mareta






una mañana de frío invierno
un pajarillo me fue a cantar
era mi madre que en forma de ave
a su hijo amado iba a consolar
prisionero de San Juan de Ulúa. D.P.

no me llores al sur de los ojos
llórame al norte o de frente
que al sur me desconsuelo


mater amatísima
poemática-mente madre que caíste a un nido de hienas
y a la inesperada claridad del canto
 

en tu desconocido pecho amamantado
–desde la boca infante hasta el pezón arrebujado–
el sentido del mundo era una bolsa de palpitaciones
y tu adentro la pulsión de un caballo malhablado


mareta murmullo marullo oleaje de rumores exaltados
cómprame una muñeca de hermosos ojos
o cántame esa cancioncita titulada

            m a r e t a
para que lleve inmersa la palabra
            a m a r t e


one cold winter’s morning
a little bird sang to me
my mother, feathered creature
come to console her son
prisoner of San Juan de Ulúa. D.P.


don’t cry for me in the south of your eyes
cry for me in the north or up front
for in the south I am inconsolable


mater amatísima
poemama mother fallen into a nest of hyenas
and into the unexpected clarity of the song
 

in your novice breastfed teat
—from infant mouth to swaddled nipple—
the meaning of the world in a pulsating sack
and inside the riding throb of a foul-mouthed horse


murmuring mareta in the high waters swell of glorified rumors
buy me a doll with beautiful eyes
or sing me that little song

            m a r e t a
swathing the word
            a m a r t e


Textos:
Josemi Lorenzo
Isabel Morant
Nuria Ruiz de Viñaspre

Ingeniero de sonido, mezclas y edición:
Jorge García Bastidas (dbc estudios)
Portada: "Queen and ladies". Manuscrito Harley 4431
Diseño y maquetación: Annabel Calatayud
DDD: 50'37'' + 52'47''
Depósito legal: V-1837-2013
ISBN: 978-84-616-5451-2


voces en la citè des dames
Pilar Esteban, soprano
Elisa Franzetti, soprano

Carles Magraner, viola, viella, rabel
David Antich, flautas y aulos
Juan Manuel Rubio, zanfoña/arpa/úd/salterio
Ignasi Jordà, exequier/clave
Pau Ballester, percusiones, tintinabulum


Con la colaboración de:
Mara Aranda, voz
Ruth González i Queralt, Amparo Maiques, Carla Mayer (sopranos) y Adriana García (mezzosoprano)
Jota Martínez, cítara
Spyros Kaniaris, lira griega





jueves, 17 de octubre de 2013

alejandra pizarnik en la sala triangulo

Se prohíbe mirar el césped. Premio Estación Norte.
Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle. TAC 2013.

tras aquel mayo en el que tuve la oportunidad de ver este nuevo montaje de ghetto 13/26, y después de haber rodado por festivales como FETAL o AESCENA, al fin podremos disfrutarles en madrid....

será en la sala triángulo los días 26 y 27 de octubre a las 22.30 (ir al evento)


el montaje de la compañia gira en torno a la poeta alejandra pizarnik y su piedra de la locura. muerta un 25 de septiembre de 1972 por una sobredosis de seconal y a la joven edad de 36 años.

se prohíbe mirar el césped es una autopsia psicológica de alejandra pizarnik, la reconstrucción de su vida, enfermedad mental y comunicación de ideas de muerte [fuente: europa press].

la obra recibió el premio al mejor espectáculo de la sección estación norte del pasado TAC (valladolid), ex aequo con rayuela lab, freak cabaret circus.

junto a félix fradejas, director del espectáculo y con el papel de forense, que vive en su propia piel la catarsis no solo de la poeta sino la suya propia, están marta ruiz de viñaspre, multiplicada en alejandra niña alejandra hija alejandra hermana alejandra mujer alejandra poeta alejandra viva alejandra muerta... y pau de nut, que con su voz rota lanzada contra su chelo, ayuda a que el aire de la sala se descuartice lentamente.


FICHA ARTÍSTICA
título:          se prohíbe mirar el césped
colectivo:    ghetto 13/26
actores:       marta ruiz de viñaspre - alejandra
                   félix fradejas - forense
música:       pau de nut - voz y chelo

lugar:          sala triángulo
día:             26 y 27 de octubre a las 22.30 h
duración:    60 minutos

algunas críticos han dicho de ella

Fernando Herrero. El Norte de Castilla

Carlos Toquero. El Mundo

Virginia T. Fernández. El Norte de Castilla

miércoles, 9 de octubre de 2013

brodsky

Un poema de Joseph Brodsky
He entrado en una jaula

He entrado en una jaula en vez de una bestia salvaje,
quemado mi oración y apodo con una uña en una choza prisión,
vivido junto al mar, jugado a la ruleta,
cenado con el diablo sabe quién vestido de frac.
Desde lo alto de un glaciar he inspeccionado medio mundo,
me he ahogado tres veces, dos veces descuartizado.
Abandonado el país que me nutrió.
Con aquellos que me han olvidado es posible hacer una ciudad.
Me he descolgado por estepas que recuerdan el grito del huno,
vestido con aquello que vuelve a estar de moda,
plantado cebada, cubierto con papel alquitranado el suelo trillado
y no he bebido sólo agua.
He admitido en mis sueños la pupila azul del carcelero,
mordisqueado el pan del exilio sin dejar una miga.
He hecho que mis cuerdas vocales profieran todo tipo de sonidos aparte de un aullido ;
he descendido al susurro. Ahora tengo cuarenta.
¿Qué debo decir de mi vida? Que ha sido larga.
Sólo con el dolor siento solidaridad.
Pero hasta que rellenen con arcilla mi boca, de ella sólo resonará gratitud.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Poemofilia: cuando la musa de la música es la poesía

Poemofilia

Nuria Ruiz de Viñaspre y Ana Martín Puigpelat
Tabula rasa
La Garúa Libros, 2013

Unir poesía y música: ritmo, armonía, cadencia… términos asociados a ambas disciplinas, tantas coincidencias y sin embargo, ¿cómo ilustrar la música con palabras?
Tábula Rasa se presenta en canon de la mano de Nuria Ruíz de Viñaspre y Ana Martín Puigpelat a las cuales antecede un preludio de prólogos a cargo de Andrés Máspero y María Antonia Ortega. Polifonía de versos a lo largo de la historia de la música, desde el medievo al minimalismo de Arvo Pärt.
“Ut musica poesis” sería el eje central del poemario, reinventando el tema de la estrecha relación entre pintura y poesía (Ut pictura poesis) que los tratados de arte y literatura de los siglos XVI-XVII abordaron. Pero en este caso las autoras no buscarán una superioridad de ninguna de las dos partes (música-poesía) sino que actuarán en una agradable simbiosis donde nadaremos por versos que nos llevarán por alusiones, explícitas o no, a las diferentes obras musicales  y a los sentimientos que las crearon o que crean.
Así vamos escalando de -Do a Do- entre emociones intensas y pasionales; leves y volátiles; y otras más metafísicas… construyendo una melodía atonal que varía el tempo del corazón desde el más Grave al Prestissimo arrebatador tras leer «no es que la música me lleve a ti/ o tú a la música/ es que te has metido dentro de la música».
Pasamos por toda la geografía terrestre sumergiéndonos en el dolor de un Réquiem y la gracilidad de una Romanza. Sonatas y Caprichos que nos hacen escuchar y re-escuchar grandes obras de la música ahora vistas, sentidas y contadas por estas dos autoras que uniendo sus batutas nos obligan a abrir los sentidos  y a dirigir nuestra mirada y nuestro oído a la música clásica.
Este recorrido escoge como puerto de salida “Ah! Mio cor! Schernito sei!”. Empezar con Häendel es humanizar la poesía, analógicamente a la revolución que este compositor ocasionó en su época. Preocuparse por el común de la población, ¿nos suena, no? Ironía maldita hoy día. Aquí, pleno barroco, los vasos sanguíneos pasan a ser cuerdas de violas y violines, tensadas. 
Tras este poemario no se podrá concluir más que con un «Alabemos a la unidad» de estas dos autoras, de la música y de la poesía.

sábado, 31 de agosto de 2013

uno querría hacer algo

Uno querría hacer algo pero qué
Uno querría ir a algún lugar pero adónde
Uno querría salvar algo pero cómo
Uno querría dormirse y despertar pero cuándo

Y uno querría olvidar a ese idiota
Que identifica conmigo este monólogo

1979

guerra de nervios de artur międzyrzecki

jueves, 25 de julio de 2013

chove en santiago

a veces me parece
que estamos en el centro
de la fiesta
sin embargo
en el centro de la fiesta
no hay nadie
En el centro de la fiesta
está el vacío
Pero en el centro del vacío
hay otra fiesta.

robertojuarroz

*por santiago de compostela


lunes, 22 de julio de 2013

autopsia de una utopía



«De hecho, el mundo es cómico,
pero la broma es para la humanidad»

H.P. Lovecraft

Parafraseando al filósofo Cioran, la utopía sería lo grotesco en rosa, la necesidad de asociar la felicidad, es decir, lo inverosímil, al devenir, y de llevar una visión optimista, aérea, hasta el limite en que se una a su punto de partida. En suma, un cuento de hadas monstruoso.

u t o p í a u t o p í a u t o p í a u t o p í a u t o p í a

u t o p í a

Plan o sistema ideal, pero irrealizable

u t o p í a

Representación de un mundo idealizado que se presenta como alternativo al mundo realmente existente. Un cuento de hadas monstruoso donde no hay hadas.


utopíautopía
autopía
autopsia de una utopía

Utopía bien podría haber sido aquella isla de Tomas Moro creada artificialmente por sus propios habitantes. Bien podrían estos haber cavado una gran fosa con sus ideólogas manos bajo aquel primer rey Utopo. Pero no, Utopía no es una isla, ni un libro del pensador y visionario Tomás Moro, es una también visionaria serie de televisión británica que bien merece que metamos el mar de nuestro salón en ella. Y no es una serie catalogada de ciencia ficción, pero sí es una serie de ciencia y ficción.
Mapa de Utopía de Tomas Moro
 
Porque ¿acaso no es la utopía un plan ideal pero imposible de realizar? ¿no es una quimera? ¿Y no existe para esto mejor respuesta que el arte del comic, la novela gráfica y todo ello trasladado al cine? Ficción. Mundos paralelos fotografiados en otro estado. Claro que si nos detenemos en la palabra ideal-izada esta, esta otra utopía de la que hablamos es más distopía por el carácter de indeseable y estéticamente grotesca.

Claro es que la utopía de Moro era el no-lugar. Y el lugar de este otro experimento uópico es la realidad paralela. La corrupción, la política y el tráfico de todo ello a través de una novela gráfica. Y es aquí, en estas coloridas páginas donde veo algunas correspondencias... y pienso: si Audrey Tautou es la bella Amelie de Jeunet, Fiona O'Shaughnessy en Utopía es una implacable Amelie en manos tarantinas. Y es que en esta serie confluyen utopías distopías y ucronías… una sociedad ficticia indeseable en sí misma, el mal-lugar, el no-lugar el, no-tiempo. Ficción.

Dibujar una catástrofe cósmica. Grafiarla. Hacerla cómic. ¿Qué es más fácil, confeccionar una utopía o confeccionar una catástrofe? En esta película ambas cosas confluyen en unas visionarias páginas apocalípticas. ¿Locura o genialidad? ¿Dónde está la línea que separa el mapa?


Pero cambiemos el color de la utopía del cromático Cioran con el que nos iniciábamos, aquel que mantenía que la utopía es lo grotesco en rosa.... cambiémosle el color, porque aquí, sin duda, la utopía, sería lo grotesco en amarillo. 
 
Sensaciones asociadas al color amarillo

Leo
El amarillo estimula la actividad mental y genera energía muscular. El amarillo es un color que produce una alta excitación óptica, por lo cual se usa generalmente como fondo en señales de advertencia o peligro. El amarillo atrae la mirada y aclara cualquier habitación. El amarillo es el color más difícil de visualizar para el ojo humano. El amarillo el amarillo el amarillo el amarillo el amarillo el amarillo el amarillo el amarillo el amarillo el amarillo excita excita excita excita excita... ex-cita extra-cita
 
Mapa de Utopía de Marc Munden y guión de Dennis Kelly

Dennis Kelly, creador de Utopía, dijo: “Cuando empecé a escribir Utopía los medios bombardeaban con noticias sobre la gripe aviar. Recuerdo estar viendo las noticias diciendo que habría tantas muertes por la gripe aviar que el Gobierno estaba planteándose expedir los certificados de muerte mucho más rápido para agilizar y que no hubiera un colapso burocrático. Dos semanas después, estábamos hablando de otra cosa, lo cual resultaba profundamente injusto: ¿qué había pasado
con esa noticia tremendista que habían lanzado? Hoy en día todo parece ficción: los ataques terroristas parecen salidos de una peli. La muerte parece ficción y los virus son como de ciencia ficción”.




Violenta, violentamente pop, violentamente moderna. sin concesiones desde el primer minuto tarantino… pero necesaria. Molesta. Transgresora. Cine catastrofista con altas conspiraciones. Científicos corruptos. La compra de una vacuna para una nueva gripe que oculta otras terribles intenciones para la población mundial. Porque siempre hay otro algo debajo de algo.Un thriller conspiranoico que gira en torno a una novela gráfica de culto titulada Los Experimentos Utopía, y escrita por un maníaco psicótico, un visionario ha predicho escenas apocalípticas. Científicos. Cinco amantes del comic de lo más friqui que tienen en sus manos ese comic pero les quema. Obra codiciada porque desvela las catástrofes que amenazan al mundo. El grupo comienza a ser perseguido por una serie de personajes siniestros. La Red. Y no de internet, sino humana, una red que les persigue sin saciedad para hacerse con el manuscrito. Todo un mundo lleno de simbologías que deberán descifrar para que lo escrito en esas páginas no se haga realidad. Pero, ¿dónde está Jessica Hyde? ¿dónde está Jessica Hyde? ¿dónde está Jessica Hyde? ¿dónde está Jessica Hyde? ¿dónde está Jessica Hyde? ¿dónde está Jessica Hyde? ¿dónde está Jessica Hyde?


Habitantes en el mapa de Utopía
  

La fotografía de la serie es muy cinematográfica y sorprende muchísimo.  Es toda una catarata visual. A veces son fotogramas tan inviables que son imposibles de que lo digieran nuestros convencionales ojos. La música de Cristobal Tapia de Veer es novedosa y poco pegadiza dada su gran originalidad. Nos aboca al desasosiego.


En Utopía, el futuro no existe. Solo existe una paleta de colores. Pantones. Como un sistema de identificación, comparación y comunicación del color. Del mero e imprescindible color para sorprendernos y excitarnos cuando más relajados estamos.


jueves, 27 de junio de 2013

valiente valente

in pace
Tú duermes en tu noche sumergido. Estás en paz. Yo araño las heladas paredes de tu ausencia, los muros no agrietados por el tiempo que no puede durar bajo tus párpados. Ceniza tú. Yo sangre. Leve hoja tu voz. Pétreo este canto. Tú ya no eres ni siquiera tú. Yo, tu vacío. Memoria yo de ti, tenue, lejano, que no podrás ya nunca recordarme.

ausencia
Este sueño, que acabo de soñar y en cuyo tenue borde te hiciste no visible, limita con la nada.

caer en vertical

Caer en vertical. Sueño sin fin de la caída. Qué repentina formación el ala.

nadie
Flotar en la incierta realidad del ser, tentar a ciegas lo improbable, no tener asidero en tanta sombra. Los cuerpos de los ahogados en la mar meditan boca abajo, pero no ven el fondo con los ojos vacíos. El anciano volvió con una antorcha e iluminó los barcos naufragados. Se alzó desde la noche un coro en una lengua imposible de interpretar. Ésta es la verdadera canción, pensaste, y luego te fuiste diluyendo, despacio, muy despacio, en lo no descifrable.

lotófagos
Estábamos en un desierto confrontados con nuestra propia imagen que no reconociéramos. Perdimos la memoria. En la noche se tiende un ala sin pasado. Desconocemos la melancolía y la fidelidad y la muerte. Nada parece llegar hasta nosotros, máscaras necias con las cuencas vacías. Nada seríamos capaces de engendrar. Un leve viento cálido viene todavía desde el lejano sur. ¿Era eso el recuerdo?

sábado, 22 de junio de 2013

La Tormenta en un Vaso: Tabula Rasa, Nuria Ruiz de Viñaspre y Ana Martín P...

La Tormenta en un Vaso: Tabula Rasa, Nuria Ruiz de Viñaspre y Ana Martín Puigpelat...: La Garúa libros, Santa Coloma de Gramenet, 2013. 164 pp. 12 € Verónica Aranda----


Si algo ha estado íntimamente unido desde que el mundo es mundo es la poesía y la música. Nuria Ruiz de Viñaspre y Ana Martín Puigpelat, autoras de una dilatada trayectoria en poesía, partiendo de esta comunión indisociable y armoniosa que forman ambas disciplinas artísticas, nos invitan a paladear estos poemas sinfónicos, columpiándonos en un “juego de corcheas” y verbo. 
La originalidad de Tabula rasa (La Garúa libros, 2013) no solo reside en que está escrita a dos manos, confundiéndose la autoría de los poemas (aunque por momentos podamos reconocer el sello personal cada poeta), sino también en el recorrido tan original que hacen por la historia de la música. El libro empezó como un juego o ejercicio de escritura en el cual una poeta enviaba a otra una obra musical y cada una escribía sobre la misma. Y desembocó en las 31 piezas que componen el libro, todo un concierto desde finales de la Edad Media, con el compositor Gilles Di Bins dit Binchois hasta el contemporáneo Arvo Pärt, pasado por clásicos como Häendel, Strauss, Brahms o Mahler. Todas forman la banda sonora personal de las autoras, que llegan a conexiones sorprendentes. Por ejemplo, ambas asocian la Gnossienne nº 1 de Satie con insectos o la música de Charles Ives con agujas, y hasta coinciden en la elección de la misma cita de Cioran que dice: «Si alguien le debe todo a Bach es, sin duda, Dios». 
Por otro lado, adaptan de manera sorprendente el tempo musical al del verso: «Te escribo en 10 minutos y 48 segundos. Y en ese lecho minutero disuelves la tripartita voz en el tumbado oído». Los poemas van cobrando ritmo en el Andantino de Schubert, solemnidad en el Stabatat mater de Pergolesi, ligereza y gracilidad en el Capricho árabe de Tárrega, precisión en Wagner: «y en siete minutos y diecisiete segundos/ la cama se volvió diluida y roca / y lupa blanda y nota alta». Hay otros momentos poético-musicales de levitación, en los que todo se hace etéreo, leve como el aceite entre los dedos, y el tiempo no existe para las palabras, dibujando salmos místicos. 
Todo el poemario exhala una gran fuerza expresionista, y percibimos una continua experimentación con el lenguaje en los frescos juegos de palabras («voz pulsada voz pulsante/ en la nota de laúd que intoxica de amor-laúdano»), en los surrealismos y en el hábil manejo de los símbolos y la mitología. La interconexión en varios planos entre la historia de las piezas musicales, los compositores, la introspección con que se perciben las melodías, la voz de cada poeta, el diálogo, etc. forman un TODO armónico, siendo la poesía la que toca la música y la música la que se llena de elocuencia, más allá de la abstracción. De este modo, al romper las fronteras, se abren nuevos caminos creadores repletos de hallazgos y atmósferas, impregnándose la poesía de las infinitas posibilidades combinatorias que tiene la música. Los momentos más intensos llegan cuando las poetas melómanas transitan el erotismo, el desamor o la profecía de la muerte. Porque tanto para Ruiz de Viñaspre como para Puigpelat en esta lengua de hoy escribir es ir a la herida. La experiencia será completa y de lo más placentera si la lectura de cada poema va acompañada de la audición. 

domingo, 16 de junio de 2013

vilariño

Pasa se va se pierde...

Pasa se va se pierde
no se detiene
fluye
mana incansablemente
se escapa de las manos
corre vuela a su fin
se desliza
se apaga
se aniquila
se extingue
se deshace
se acaba.

viernes, 7 de junio de 2013

jueves, 6 de junio de 2013

niall binns

me encanta este poema y si además es escuchado por la voz del propio binns, como fue el caso y el hallazgo, más placer aún si cabe... más tristeza, más amor, más desamor, más asimilación, más desasimilación, más esperanza, más desesperanza, más fe, más desfe, más desnavidad, más todo, más nada


Christmas Story
Yo compro el pavo, el oporto y el pudding
Tú el mazapán, el marisco, el turrón
Compro crackers, mince pies, mantequilla de brandy
salsa de pan, y de arándano agrio
Tú compras polvorones, nueces y chocolate
y una ristra de luces navideñas
Paso toda una tarde en Marks & Spencers
Tú vas y vienes por El Corte Inglés
Compro un compact de Carlos Núñez para mis padres
Tú una botella de champán para los tuyos
Compro media docena de botellas de Rioja
La tarjeta visa arde entre tus manos
Compro media docena de paquetes
de media docena de latas de guinness
Tú acumulas boletos de lotería:
                                                     en vano

       Y entrando en el salón nos detenemos
       y nos besamos largamente bajo el muérdago

Desempaquetamos comida, empaquetamos regalos
Tú pelas las patatas, y limpias el marisco
la lechuga, las coles de Bruselas
Yo sepulto un penique en el pudding
– Si te toca el penique
tendrás suerte en el año (no te rías de mí)
Tú pones el mantel especial, con las velas
rojas, los crackers y las nueces
Por el culo del pavo yo introduzco el relleno
de albaricoque, almendra y tomillo
– La comida inglesa es una mierda, te ríes
– La cocina española no existe, te contesto
casi. Pero no: me controlo: es Navidad
Tú pones un cassette de villancicos

       Y al volver al salón nos detenemos
       y nos besamos anchamente bajo el muérdago

Dedicas una tarde a poner el Belén
Yo a decorar el árbol: pongo una estrella arriba
Un ángel ha perdido la cabeza, te quejas
Con ternura lo entierras en el heno
Los pastores despiertan: uno apunta
a la estrella de plástico en mi árbol
Cuando vas al servicio, desalojo al bebé
y recuesto en el pesebre a un burro
Extravío a los reyes por el cuarto
En un sillón, Melchor; Baltasar, con el cactus
Gaspar en un estante, con gesto de suicida
De vuelta en el salón, rompes a llorar
Muerto de la risa, me tildas de insensible
Te he faltado el respeto, a tu fe, tu cultura
Estoy hasta el culo de católicos; tú
estás harta, me dices, de mi vacío
– And so, canta John Lennon, this is Christmas
y en efecto – What have we done?, mi amor
te pregunto.
    Tú te encoges de hombros

       Y al salir del salón apenas nos detenemos
       nos rozamos los labios bajo el muérdago

Yo sirvo el pavo, el oporto y el pudding
el marisco, las coles de Bruselas, la salsa
de pan, el mazapán, el turrón, las patatas
los polvorones, nueces, mantequilla de brandy
el rioja, mince pies y la salsa de agrio arándano
Te tocó a ti el penique en el pudding
Me tocó a mí el fregar los platos, la cocina
Tomamos café en el sofá, tú quieres
que salgamos con tus amigos. Es
Noche Buena: celebremos. Pero yo
sólo pienso, de repente, en mi casa, navidades
de ayer: I was dreaming
of a White Christmas, unas pascuas blancas…
Desapareces de pronto, te disfrazas
de Papá Noel, y bajas, roja, riéndote
me rellenas de tontas baratijas
la media que colgué
al pie de la falsa chimenea, como en broma
Te sientas en mis rodillas, bella, barbuda
– Felices Pascuas, me susurras

       Y al salir del salón nos detenemos
       y nos mordemos lentamente bajo el muérdago

Tú estás harta del pavo, del oporto y el pudding
Simplemente pensar en el turrón da náuseas
Relleno bolsa tras bolsa de basura con restos
de marisco, pedazos de patatas, coles
paquetes vacíos, latas estrujadas
salsa de pan ya tiesa, papel de chocolate
huesos de pavo, cáscaras de nueces
Me dan risa tus gases; te asquean los míos
En voz baja cantas Noche de Paz
A voz en cuello aúllo We Three Kings, y de pronto
“Navidad Navidad” y todo el retintín
de Dulce Navidad, corean tus sobrinos
encantadores, ¡qué sorpresa!, por su teléfono móvil
– Merry Christmas!, les grito, and a Happy New Year!
Para ti, sin embargo, es como hablarte en chino
Tú te arrancas la barba blanca de Santa Claus
Brilla tanto tu cara como el traje
Hay trozos de algodón pegados a tu piel
Tienes las manos negras. – Con carbón, dices: Coal!
Echado en el sofá, como si no existieras
paso de ti y todo, olímpicamente
Me atiborro de latas de cerveza
me atiborro
de latas de cerveza

       Y cuando dan las doce, al irnos a dormir
       no nos detenemos
       nos evitamos para siempre bajo el muérdago


viernes, 3 de mayo de 2013

la voz humana


en la fragilidad que había en un vagón de metro
sonó el relinchar de un caballo
era la prehistórica libertad sin espuela y sin brida
como el grito de un barco que avanza sin timón ni remos
sin extremidades
contigo la voz humana es salvaje y es equina
secuestra lo ecuestre

*inédito pensatorium

jueves, 18 de abril de 2013

la fascinación del buitre binns

Gyps Fulvus

El rebaño sigue avanzando. El pastor
le descuelga el cencerro a la vaca moribunda
que apenas oye cómo se aleja el tintineo
Los buitres leonados se la comen

Una oveja descarriada, menos
inteligente, quizá, que sus congéneres
miraba un paisaje sin ver el precipicio a sus pies
Los buitres leonados se la comen

Quién iba a pensar que un caballo salvaje
que gozó galopando por las anchas praderas del valle
resbalaría al cruzar un río
Los buitres leonados se lo comen

Un cazador sale al monte y dispara
El ciervo malherido se pierde entre los árboles
Está lleno de fragmentos de bala, se desangra
Los buitres leonados se lo comen

Un zorro ladrón ha muerto
envenenado por un cebo de conejo
que dejaron en la puerta de su guarida
Los buitres leonados se lo comen

Un alpinista poco previsor
se pierde en la niebla, se rompe una pierna
Nadie sabe dónde está; ni saben que subió al monte
Los buitres leonados se lo comen

Un buitre leonado aletea
débilmente en el suelo. Ha comido
la carne de un zorro envenenado
los fragmentos de plomo de un ciervo malcazado
Los buitres leonados se lo comen

viernes, 5 de abril de 2013

tabula rasa en función lenguaje

El poemario Tabula Rasa (La Garúa Libros, 2013) se sostiene en el cruce entre la música y la palabra. Las poetas Nuria Ruiz de Viñaspre y Ana Martín Puigpelat, junto con Jesús Urceloy, presentarán su trabajo en Función Lenguaje.

Viernes 5 de abril. 20:30 hs

Función Lenguaje (c/Doctor Fourquet, 18 -Lavapiés-)


Entrada libre y gratuita