domingo, 27 de enero de 2013

otro hirst

hubo un tiempo en que detesté a damien hirst y así quedó reflejado en el libro tablas de carnicero. detesté a damien hirst en fotos como esta porque empujaron versos como estos (pág.62, tablas de carnicero, 2010) 


aquella vaca tenía la fuerza
de un gran barco encallado
en el océano enfermo de una vitrina
y ahora
ahora se extingue sola
suspendida dentro de ese cristal en equilibrio
pobre vaca ciega






o fotos como estas que empujaron estos otros (pág. 30)

la paz que venía de los ojos del buey-prado. el peso del amor que venía de la paz que venía de los ojos del buey-prado. el disparo que atraviesa el peso del amor que venía de la paz que venía de los ojos del  buey-prado. la apilada carne tras el disparo que atraviesa el peso del amor que venía de la paz que venía de los ojos del buey-prado. la mosca-novia que acribilla la apilada carne tras el disparo que atraviesa el peso del amor que venía de la paz que venía de los ojos del ahora buey-muerto

y lo detesté porque mercadeaba con la carne. porque su moneda de cambio era carne a cambio de un gran puñado de monedas, tantas que es el artista vivo más rico del mundo y lo que es aún peor, con la obra mejor pagada. detesté a damien hirst porque se vanagloriaba frente a sus obras muertas con cara de vivo satisfecho. porque fabricaba tiburones en formol que titulaba la imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo. porque encerraba vacas muertas en equilibrio en vitrinas lanzadas al aire. porque jugaba en vida con la muerte del más débil -sociedad actual-.

pero ya ven. la nueva obra de damien hirst (donada durante 20 años), polémica servida de nuevo, a mí me encanta. ha plantado al sur de inglaterra una bellísima escultura llamada verity pero que los lugareños tachan de "monstruosidad" y de obscena y grotesca.... para mí es una bellísima estatua de bronce de 20 m de altura, una mujer desnuda embarazada que porta en su porte dos caras, como dos caras tiene el mundo. verdad y justicia. pesa 25 toneladas y erige desde su altura el poder humano de la verdad y la justicia. el brazo del lado izquierdo porta una espada y el derecho muestra la parte humana, órganos vitales y parte del feto. y en su mano, la balanza. aquí los dos perfiles.

 
edgar degas

leo que hirst, el de los cuadros de mariposas y animales diseccionados, se ha inspirado en un cuadro de edgar degas, pequeña bailarina de 14 años, en el que respeta la  posición del pie, adelantado, en pie de guerra, en actitud heroica, en defensa de toda justicia  pierna derecha que forma una diagonal muy pronunciada respecto de la derecha, todo respetado por hirst en su verity. así que no consigo entender cómo conciben esta escultura de pornográfica, grotesta e inmoral, y degradante para las mujeres porque eso he leído. yo soy mujer y me ha encntado la mujer-hirst, muy a pesar mío dada mi aversión al británico.




en esta otra fotografía se puede ver cómo esconde en la derecha la balanza mientras la izquierda yergue la justicia....


4 comentarios:

yoSoy dijo...

Qué controvertido Hirst. A mí me produce por un lado repulsión y por otro atracción. Me atrae su provocación, la disección, algunas obras...otras no, me repulsa la casquería, los animales encerrados...no sé, me resulta complicado de explicar. La obra que comentas de la mujer de bronce me gusta, me gusta el detalle de haber dejado parte del brazo y la pierna con la piel y ver el interior del cuerpo...
Cosa a parte es el mercado del arte, el dinero que se llega a pagar por algunas obras, ¿qué se valora realmente?...también complicado...y un domingo por la tarde...¡uf! : )
Saludos

Carmen Palomo dijo...

Hola Nuria:
Estupenda entrada.
Además del referente de la bailarina de Degas, esta escultura de Hirst recuerda "demasiado" a los plastinados de Gunter von Hagens: total, muuuuuy poca originalidad.
Hirst solo me parece interesante como fenómeno mercantil (¿se puede decir algo peor de un artista? :-).
Para conocer mejor a Hagens (cuya obra puede repelernos, pero nunca dejarnos indiferentes), léase el ensayo sobre él incluido en Corpus solus, de Juan Antonio Ramírez y editado por Siruela.

Carmen Palomo
Tinta invisible (www.tintainvisible.es)

nuria dijo...

fíjate que en cuanto vi la escultura dije en alto, me recuerda muchísimo a la exposición de bodies (que fui a ver y que me encantó) y ya ves.... aquí tú confirmándolo... me alegra.

yo lo llamo paréntesis-hirst... y sí, hirst mercadea en busca de la polémica, ya que la polémica en arte es una máquina de dinero

grata sorpresa tu visita in-visible!!!!!

abrazos

nuria dijo...

besos querida palíndromo YoSoy