sábado, 21 de agosto de 2010

taller de miserias

prefiero dormir agrietada a la intemperie
que en una aquilatada fosa con un acero a cuestas
prefiero la mosca-cebo en el sedal
antes que el arañazo feroz de tus ojos en mi espalda
-soledad maciza que abate como hielo rojo-

prefiero el óxido de la metralla en vena
al disparo anónimo en este asfalto
prefiero tu madera carcomida
a la armadura de mi cuerpo
-tus astillas destruyendo las paredes de mi carne-
prefiero esa carne mía putrefacta
a mi venidera carne putrefacta

prefiero los gatos fermentados
las ballenas encalladas casi agrias
los caballos malhablados con sus crines desbocadas
prefiero los sin tierra y sin latido
con su azufre suplicando cicatrices

prefiero la maraña que le sigue a tu indolente sexo
siendo muralla enmarañada en mi cerebro oblicuo
prefiero lo vil lo más indigno la miseria
lo prefiero para no defraudar ni espíritu ni sexo ni latido
y tener la certeza casi diaria de que el bienestar no existe

*órbita cementerio

4 comentarios:

José María Banús dijo...

Bonito poema.

Saludos.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Un poema extraordinario, Nuria, aunque desgarre el alma (sobre todo al releerlo).
Abrazos.

nuria dijo...

gracias a ambos
albert, ayer recibí ejemplares de la entrevista en el periódico de La Rioja con al foto de tu autoría... quedó perfecta, a ver si te envío una foto de la entrevista.... gracias por tu don de ubicuidad....

Anónimo dijo...

hola Nuria, soy carlos el de utebo, he llegado esta noche a casa y me encuentro con este poema, ni nietzsche pudo escribir esto. Me gusta, la definicion de soledad, hay muchas cosas de este poema que gustan. Espero que te vaya bien todo, desafortunadamente no tuve la oportunidad de acercarme al moncayo, no pasa nada, de momento gracias por la musica y buenas noches, carlos. me pega este poema
muy duro