miércoles, 17 de noviembre de 2010

pessoa

decir lo que se siente exactamente cómo se siente -con claridad si es claro; oscuramente si es oscuro; confusamente si es confuso-: comprender que la gramática es un instrumento, no una ley

4 comentarios:

Curiyú dijo...

No enmascarar...

Humberto Dib dijo...

Excelente reflexión, lástima que mal interpretada nos lleva a que haya tantos adoradores del mal lenguaje.
Te dejo un beso.
Humberto.

yoSoy dijo...

La libertad de la palabra.

Bletisa dijo...

Pues claro, muy bien dicho.
Así tiene que ser