martes, 18 de marzo de 2008

Princesas de este siglo

* Esta entrada la dedico a las princesas de Lamari

El día que vimos la peli de Princesas, de Fernando León, lloramos comos dos plañideras. Nos faltó la taza de chocolate y un bizcocho de manzana, pero lloramos igualmente, así que determino que el nudo gris de la nostalgia que se ancla en la boca del estómago existe también por tantas causas... La moraleja de la peli era que existimos porque los demás existen. Qué bonito verdad? yo rotundamente lo creo, creo que uno existe porque otras personas no dejamos de pensar en esa persona y con las ideas que preconcebimos de ella en la mente la sujetamos en esta cuerda floja que es la vida. Todos existimos por lo mismo, porque los que nos quieren y nos piensan, en algún momento del día, por alguna razón que seguro tiene una explicación sensata, se acuerdan de nosotras, aunque sólo sea una milésima de segundo dándonos vida, y eso les hace sonreír. Existimos por los demás, los demás son los que nos convierten de sapos a princesas, de putas a princesas, las princesas de hoy en día. Somos como un holograma, si ese pensamiento ajeno cae, caemos con él.
Y luego la nostalgia de todo lo que no sucede, el futuro, lo incierto. Nos gustó mucho la peli, no era nada del otro mundo pero la exprimimos a nuestro antojo. Nos gustaban especialmente esas reuniones en un café donde la protagonista Caye se ausentaba y viajaba con ojos largos a través de una ventana que la llevaba a esos sueños que más tarde le proporcionarían la nostalgia ya citada. Me gustaba especialemnte la facilidad que tenía esa mujer para hacer llorar a su amiga de emoción, solo de emoción. Sólo necesitaríamos eso, como decía ella, que alguien nos viniera a buscar a la salida del trabajo, porque eso significaría que existimos para ese alguien. Esas son mis princesas, las prostitutas de hoy en día… En la peli decían que las princesas no tienen equilibrio, que notan la rotación de la tierra. Dicen que son tan sensibles que si están lejos de su reino se enferman, que hasta se pueden morir de tristeza Realmente hermoso y si lo piensan, muy acertado.

Os dejo la letra de la canción de calle (Caye) de manu chao, a mí me vuelve loquita, es de una princesa

Me llaman calle,
pisando baldosas,
la revoltosa y tan perdida.
Me llaman calle,
calle de noche,
calle de día.
Me llaman calle,
hoy tan cansada,
hoy tan vacía,
como maquinita
por la gran ciudad.
Me llaman calle,
me subo a tu coche,
me llaman calle de malegría.
calle dolida,
calle cansada de tanto amar.
Voy calle abajo,
voy calle arriba,
no me rebajo ni por la vida.
Me llaman calle y ese es mi orgullo,
yo sé que un día llegará,
yo sé que un día vendrá mi suerte,
un día me vendrá a buscar
a la salida un hombre bueno
pa to la vida y sin pagar
mi corazón no es de alquila.
Me llaman calle,
me llaman calle
calle sufrida,
calle tristeza de tanto amar.
Me llaman calle
calle más calle.
Me llaman calle
siempre atrevida
me llaman calle
de esquina a esquina.
Me llaman calle
bala perdida
así me disparó la vida.
Me llaman calle
del desengaño
calle fracaso, calle perdida.
Me llaman calle
vas sin futuro
Me llaman calle
va sin salida
Me llaman calle
calle más calle
la que mujeres de la vida
suben pa bajo
bajan pa arriba
como maquinita por la gran ciudad.
Me llaman calle
me llaman calle
calle sufrida
calle tristeza de tanto amar
Me llaman calle
calle más calle.
Me llaman siempre
y a cualquier hora,
me llaman guapa
siempre a deshora,
me llaman puta
también princesa
me llaman calle sin nobleza.
Me llaman calle
calle sufrida,
calle perdida de tanto amar.
Me llaman calle
me llaman calle
calle sufrida
calle tristeza de tanto amar.
A la Puri, a la Carmen, Carolina, Bibiana, Pereira, Marta, Marga,
Heidi, Marcela, Jenny, Tatiana, Rudy, Mónica, María, María
Me llaman calle
me llaman calle
calle sufrida
calle tristeza de tanto amar.
Me llaman calle
me llaman calle
calle sufrida
calle tristeza de tanto amar.
Me llaman calle
me llaman calle
calle sufrida
calle tristeza de tanto amar..

10 comentarios:

Luciérnaga dijo...

me gustó la peli y me gusta la canción!

has caído en mi blog y luego yo en el tuyo,

un beso, y encantada!

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

el caso es dejarnos caer...

lamari dijo...

no me gusta mucho Fernando León, porque me parece que es un cineasta que miente, y de los que te hacen sufrir a su antojo, de forma gratuita.
Pero lo verdaderamente grandioso del cine, de la literatura o del arte, es que nos despierta la posibilidad de exprimir las cosas a nuestro antojo.
Por otro lado te agradezco la citación, y me parece que el tema de las princesas da mucho para hablar, me gusta eso de que son extremadamente sensibles, como la princesa del guisante.
Es verdad que se es princesa cuando alguien reconoce en tí esa condición sólo porque no has podido dormir por las molestias de una impercebtible bolita. Extrema sensibilidad, tú lo has dicho

tournesols dijo...

qué genialísima película,
¿has visto "la soledad"?

bisous*

Domadora de Elefantes dijo...

No he visto la película, pero como soy de las que llora por empatía en cuanto alguien abre el grifo de sus ojos supongo que acabaría como vosotras o peor.
Estoy de acuerdo en que sólo somos si somos para alguien, y esa relación condiciona nuestra existencia.
(Rafa en su blog también hizo una reflexión sobre esto hace algunas semanas que podeis ver en http://desdemilaberinto.blogspot.com/2008/02/quiero-una-relacin-para-seguir.html)

Como decía, lo que somos para otros acaba determinando lo que somos ante nosotros mismos. Según cómo nos traten podemos ser princesas o paliceder creyéndonos miserables insectos. Por eso es tan bonito ser amados y tan terrible sufrir algún tipo de relación insana. Por eso la violencia es incurable.
Gracias a las dos, Lamari y Nuria, por darnos en qué pensar.

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

un poema que ilustra perfectamente esto que se dice


MUERTE EN EL OLVIDO

Yo sé que existo
porque tú me imaginas.
Soy alto porque tú me crees
alto, y limpio porque tú me miras
con buenos ojos,
con mirada limpia.
Tu pensamiento me hace
inteligente, y en tu sencilla
ternura, yo soy también sencillo
y bondadoso.

Pero si tú me olvidas
quedaré muerto sin que nadie
lo sepa. Verán viva
mi carne, pero será otro hombre
-oscuro, torpe, malo- el que la habita...

Ángel González (n. 1925)

TV de LCD dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the TV de LCD, I hope you enjoy. The address is http://tv-lcd.blogspot.com. A hug.

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

Tournesols curiosamente La soledad es la peli que estoy intentando ver estos días, es la siguiente, la número uno en la lista, la tengo preparada, a falta de darle al play, aunque aún no he tenido tiempo. Ya te contaré, sé que me va a gustar

Lamari, yo sólo he visto la familia y esta de Fernando León, y reconozco que a veces nos hace sufrir gratuitamente pero princesas me llegó, aunque en fin, no es difícil, lloro hasta cuando un hijo se reencuentra con su madre en esos programas cutres que tanto abundan, jejeje

Gracia, no leas lo que le digo a Lamari o te desencantarás con Fernando León, tienes que ver princesa, es una peli muy normal pero tiene mucho trasfondo, o por lo menos a mí me gusta buscarlo..

Joselito dijo...

Vale, perfecta la mención a Ángel González. Mientras andaba leyendo tu comentario, estaba recordando el poema que luego has citado. Y luego veo que te gusta bastante, ¿verdad?
De la película, me fascinó la música de Manu Chao (no sé si es decir algo bueno o malo de la película), pero no la canción que propones, sino "Si la vida te da" (es difícil encontrarla, pero yo puse la letra y agregué un comentario en el blog tipo homenaje, o simplemente por puro placer -lo de homenaje es tan discutible...-).
UN saludo.
Por cierto, no eres la primera persona que me habla tan bien de la ópera de Woyzeck, así que espero tener ocasión alguna vez de hacerme con ella.

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

buf, hazte con woyzeck y con lulú, otra de las óperas de Berg.