sábado, 8 de marzo de 2008

Arte en Madrid

Ayer estuvimos en la exposición de Modigliani en el Thyssen. Me encanta la manera perfecta en que S. dice ese nombre, Modigliani, donde la gl casi debería sonar como una doble l. Como si hubiera mencionado ese nombre todos los días. Fue maravilloso tener a la altura de mi brazo extendido los retratos de Modigliani y sus desnudos. Modigliani solía pintar a Jeanne Hébuterne sin ojos, en cierta ocasión ésta le preguntó cuándo podría ver sus ojos reflejados en un cuadro suyo y el pintor le contestó que hasta que comprendiera toda su alma no podría pintar sus ojos, hasta el último que pintó, momento exacto en el que vio su alma y momento que coincidió con la muerte del pintor por tubercolosis. Dos días después, la alumna, ya en casa de sus padres, se suicida tirándose de un quinto piso. Uno podría preguntarse si se suicidió por haber visto su alma o por la deseseperación de la muerte de su amante.
*La foto fue tomada por mí, es de la entrada a la exposición, justo debajo está S.

Después de salir emocionadas de tanto Modigliani y tan cerca, nos acercamos al Caixaforum, un poco más adelante. El paseo del prado se llenaba de rostros de mitos perdidos. Todo un adelanto de la exposición del creador polaco Igor Mitoraj. La escultura de la foto es el particular torso de Ikaro.
*La foto fue tomada por S. y es la entrada del Caixa Forum de Madrid




Este detalle de Klimt lo recupero en homenaja a G.I. por leerlo antes de suicidarlo. Justo debajo de este detalle, que fue sacado en una tienda del Paseo del Prado, creo que recién inaugurada, también estaba S. y estaba dedicada exclusivamente a Klimt.

10 comentarios:

Domadora de Elefantes dijo...

Gracias por traerme a Modigliani, y a Klimt, mi admirado y querido Gustav Klimt. Cuando estuve en Viena pude disfrutar de su Beethoven Frieze, pero me hurtaron el placer de verle en la Galería Austriaca, que estaba cerrada para una celebración privada. Tengo que regresar para poder saborear su belleza en el almíbar de la dorada luz vienesa.

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

vaya, qué gracia, estás por aquí, estaba editando la entrada y al ver un comentario, creí que algo me había dado error, en fin, espero que disfrutes la entrada al completo.
besos

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

jajaja, leo Klimt, por lo que leiste comentario antes de publicarlo definitivamente, en fin, volveré a editar a Klimt para no desdecirte

suigeneris dijo...

(no sé si no salió mi comentario por los enlaces, así que quité uno)

La de Modigliani es otra de mis intenciones para las próximas semanas. Es mi preferido.

Yo no estoy muy segura de que ciertos detalles biográficos que comentas (yo los vi en el biobic protagonizado por Andy García) sean del todo verídicos. Sí, Jeanne se suicidó embarazada, unos días después de la muerte de él por tuberculosis, pero eso del alma y ese cuadro de ella con ojos (y la frase preciosa que le dice él sobre el alma y tal) que pinta para el concurso donde también participa Picasso, no sé si son invención del cineasta. Incluso sale un cuadro de Picasso en el que pinta a Jeanne, cosa que no he conseguido encontrar por ningún sitio, ni tampoco ese cuadro final de Jeanne con ojos lo he encontrado. Y tengo mil libros de sus pinturas. El cuadro más similar al que sale en la película es éste, en el que Jeanne está embarazada de su primera hija y no tiene ojos. A ella, de hecho, la pintó varias veces con ojos. Son mis cuadros suyos favoritos, aunque creo que no están en esa exposición.

Tal vez estoy equivocada. Pero, ya sabes, las recreaciones en el cine y los recursos de la ficción.

Me resulta curioso que precisamente a ella no la pintara jamás desnuda.

Y esos ojos... Creo que me gusta tanto Modi por esos ojos vacíos tan increíblemente expresivos.

El último bohemio...

Un saludo, y gracias por recordarme que tengo que ir a verla ya mismo.

suigeneris dijo...

Perdona si sale mil veces mi comentario. Estas máquinas infernales!!

El enlace que quité fue esto:

Pinchando aquí puedes ver uno de mis favoritos, de Jeanne.

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

suigeneris, puede ser, yo siempre lo pensé, en cualquier caso, sea o no leyenda, yo prefiero creerla.
Gracias por tu extensa información, siempre es útil

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

gracia, a klimt también lo vimos en una exposición en madrid, no hace mucho. Fue en la fundación juan march y el friso de beethoven ocupaba todo el diámetro de nuestros ojos. Fue maravilloso. Ah, tienes una bonita excusa para volver a Viena.

Domadora de Elefantes dijo...

Resulta curioso que mientras tú editavas "Arte en Madrid" yo estuviera leyendo el post incompleto que colgabas en la red para ver el efecto (yo lo hago constante mente, porque la vista preliminar de Blogger es muy mala). Gracias por recuperarme a Klimt.

Esta entrada ha dado mucho que hablar y me alegro, porque me encanta saber más de los pintores a los que admiro y yo, que no he visto la película aún (anda entre mis "pendientes") no conocía el detalle de los ojos. Es bonito y dramático, y por eso da igual que sea cierto o no. He ahí la maravilla de lo trascendente.
Encantada de saludarte, Suigéneris, y muchas gracias por la información y los enlaces.

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

Finalmente y después de tener tan reciente en la memoria al pintor, vimos la peli de modigliani, me gustó muchícimo, no dejes de verla gracia, aunque su final te garantizo que sí fue tan trágico como en su vida real.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Fantasticas las esculturas, esos bronces enormes... realmente impresionantes.
Un blog precioso, por cierto.
Un saludo.
Ah, no se si visitaste la segunda parte de Modigliani, es mejor a mi gusto.