sábado, 31 de mayo de 2008

Bretch, Weill y Lemper, un trío que enamora

Kurt Weill dijo alguna vez “nunca voy a entender esa diferenciación que se hace entre música seria y música liviana. Sólo hay música buena y mala”. Su obra es una fusión de la ópera, música popular y los sonidos de Ute Lemper. Todos estos elementos a su vez descolgados de los maravillosos textos de Bertolt Brecht.
Para mí ver y oír a Ute Lemper es enamorarse, hipnotizarse, emocionarse. Porque en ella covive el dramatismo de Edith Piaf, el magnetismo de Marlene Dietrich y la profundidad de Sarah Vaughan. Dramática, profunda y sobre todo magnética es la belleza de Lemper, por lo menos para mí.Cada canción la concibe como una pequeña obra de teatro, como ese teatro del absurdo que es la vida. Escucharla es sumergirse en lo más hondo de la música. Sus interpretaciones más famosas son canciones compuestas por el tambíén admiradísimo compositor Kurt Weill. Es uno de los autores que mejor conoce y que mejor interpreta. Descubrí a ambos cuando descubrí a Bertorl Brecht, claro autor de la obra de "La ópera de los tres centavos" de Weill y entre las que están incluidas este Youkali y este Surabaya Jonnhy. Probablemente si no conocéis estas canciones, os suene su tonada, han sido tan importantes en la historia...
Todos estos nombres aunados hipnotizan.
Youkali




YOUKALI (Letra de Roger Fernay, originalmente Tango Habanera de la obra musical Marie Galante)

C’est presqu’au bout du monde,
Ma barque vagabonde,
Errant au gré de l’onde,
M’y conduisit un jour. L’île est toute petite, Mais la fée qui l’habite Gentiment nous invite
À en faire le tour.
Youkali, C’est le pays de nos désirs,
Youkali, C’est le bonheur, c’est le plaisir.
Youkali,
C’est la terre où l’on quitte tous les soucis,
C’est dans notre nuit
Comme une éclaircie,
L’étoile qu’on suit,
C’est Youkali.
Youkali, C’est le respect de tous les voeux échangés.
Youkali,
C’est le pays des beaux amours partagés,
C’est l’espérance
Qui est au coeur de tous les humains,
La délivrance
Que nous attendons tous pour demain.
Youkali, < C’est le pays de nos désirs. Youkali, C’est le bonheur, c’est le plaisir, Mais c’est un rêve, une folie, Il n’y a pas de Youkali! Et la vie nous entraîne, Lassante, quotidiene. Mais la pauvre âme humaine, Cherchant partout l’oubli, A, pour quitter la terre,
Su trouver le mystère
Où nos rêves se terrent
En quelque Youkali.
Youkali,
C’est le pays de nos désirs.
Youkali,
C’est le bonheur, c’est le plaisir,
Youkali,
C’est la terre où l’on quitte tous les soucis,
C’est dans notre nuit
Comme une éclaircie,
L’étoile qu’on suit,
C’est Youkali.  

Al fin de casi todo, mi barca vagabunda mecida por las olas, con fuerza me arrastró, la isla misteriosa, la que soñamos todos, parece que te invita a entrar en su interior. Youkali, es el país que alguien soñó. Youkali, es donde se inventó el color, youkali, en su frontera se detuvo el dolor, en la oscuridad el rayo de luz, la estrella a seguir, Youkali. Es lo mejor que guardamos en el corazón, la libertad que soñaste tanto acariciar. Es tan real como soñar, no existe tal Youkali. Es tan real como soñar, no existe tal Youkali. Y la vida me lleva cansada, cotidiana, por un valle de lágrimas que no deja escapar, dejándonos el alma, por todos los rincones, dejándonos jirones soñando por soñar. Youkali es el país que alguien soñó. Yokali es donde se inventó el color. Youkali, en su frontera se detuvo el dolor, en la oscuridad el rayo de luz, la estrella a seguir. Youkali. 

Surabaya Jonnhy (cantada en inglés y alemán)



 Kurt WEILL (1900-1950)
Texto: Bert Brecht


Ich war jung, Gott, erst sechzehn Jahre.
Du kamest von Burma herauf.
Du sagtest, ich solle mit dir gehen,
du kämest für alles auf.
Ich fragte nach deiner Stellung.
Du sagtest so wahr ich steh':
du hättest zu tun mit der Eisenbahn
und nichts zu tun mit der See.
Du sagtest viel, Johnny, kein Wort war wahr, Johnny.
Du hast mich betrogen, Johnny, zur ersten Stund!
Ich hasse dich so, Johnny,
wie du dastehst und grinst, Johnny.
Nimm doch die Pfeife aus dem Maul, du Hund!
Surabaya Johnny, warum bist du so roh?
Surabaya Johnny, mein Gott und ich liebe dich so!
Surabaya Johnny, warum bin ich nicht froh?
Du hast kein Herz Johnny, und ich liebe dich so!
Zuerst war es immer Sonntag.
Das war, bis ich mitging mit dir.
Aber dann, schon nach zwei Wochen,
war dir nichts mehr recht an mir.
Hinauf und hinab durch den Pandschab,
den Fluß entlang bir zur See:
ich seh schon aus im Spiegel
wie eine Vierzigjährige.
Du wolltest nicht Liebe, Johnny,
du wolltest Geld, Johnny
aber sah, Johnny, nur auf deinen Mund.
Du verlangtest alles, Johnny.
Ich gab dir mehr, Johnny.
Nimm doch die Pfeife aus dem Maul, du Hund!
Surabaya Johnny, warum bist du so roh?
Surabaya Johnny, mein Gott und ich liebe dich so!
Surabaya Johnny, warum bin ich nicht froh?
Du hast kein Herz Johnny, und ich liebe dich so!
Ich habe es nicht beachtet
warum du den Namen hast.
Doch an der ganzen langen Küste
warst du ein bekannter Gast.

Eines Morgens in einem Six-Pence-Bett,
werd' ich donnern hören die See;
und du gehst ohne etwas zu sagen,
und ein Schiff liegt unten am Kai.

Du hast kein Herz, Johnny,
Du bist ein Schuft, Johnny.
Du gehst jetzt weg, Johnny,
sag mir den Grund!
Ich liebe dich doch, Johnny,
wie am ersten Tag, Johnny.
Nimm doch die Pfeife aus dem Maul, du Hund!

Surabaya Johnny, warum bist du so roh?
Surabaya Johnny, mein Gott und ich liebe dich so!
Surabaya Johnny, warum bin ich nicht froh?
Du hast kein Herz Johnny, und ich liebe dich so!

15 comentarios:

Camille Stein dijo...

conocí a Ute Lemper con su álbum 'Berlin Cabaret Songs' y desde entonces me acompaña a menudo

una presencia y una voz hipnóticas... una belleza lenta, como de suave decadencia, suspendida en el borde de alguna parte

produce satisfacción constatar las coincidencias que nos unen

un beso

Domadora de Elefantes dijo...

Qué acertada esa puntualización de que no se debe diferenciar entre música culta y ligera sino entre música buena y mala. He disfrutado con los vídeos.

Sintagma in Blue dijo...

Deliciosos, sin duda.

tournesols dijo...

Querida Nuria:

Te podría hacer un tratado entero comentándote esta entrada y la anterior... Pero no tengo tiempo ni fuerzas, sólo puedo decirte que "ay", de nuevo demasiadas casualidades, y de nuevo en la boca del estómago un pinchazo gélido.

"Parce que moi je rêve...
http://i25.tinypic.com/99nc06.jpg
"
(París, marzo 2007)

*

lanobil, dijo...

He visto el primer vídeo: realmente emocionante. Volveré, sin duda. Un saludo

Ricard dijo...

Bueno, yo la música la divido entre música que me gusta y música que no me gusta (mucho más basico y ecléctico). Y lo que me gusta casi nunca coincide con lo que dicen que es bueno!

Un saludo
R.

Nuria dijo...

Laura es increíble. Miro la foto,
moi je ne le suis pas, -pero yo no lo soy-. De dónde sacaste tan exactas letras que homenajean el leiv motiv de lèolo??? luego me doy cuenta que en Youkali hablan de lo mismo, Parce que moi je rêve -porque no es un sueño-, otro de los leiv motiv de léolo. Qué casualidad, en fin, que sigan las leyes su curso

Fernando Sarría dijo...

besos...

Hugo Izarra dijo...

Oh, show us the way to the next whiskey bar...

Eres una destapadora de casualidades políglota y poliforme, oh Moon of Alabama.

Bel dijo...

¡Qué hermoso final de domingo me has regalado, Nuria! A éstos sí, ya los conocía y los amaba, pero no esperaba encontrarme hoy con ellos.
Un abrazo.

Viktor Gómez dijo...

Y con esta música me voy a descansar.

Graciaaaaas.

Tu Viktor

Nuria dijo...

Camille
Cabaret Songs es un magnífico trabajo con el que empezar a destapar a Ute Lemper

Gracia
Y esa puntualización quizá pudiera hacerse extensiva para el resto de cosas?? Me encanta que disfrutes con la música y con algún que otro descubrimiento, ya lo sabes

Pura
Sí, es delicioso, yo me canso de este trío

Lanobil
No te conozco pero me encanta tu visita

Ricard
Eso sí que es originalidad


Fernando
Más besos. Ya he visto que la presentación de tus hormigas ha sido todo un éxito. Me alegro y me encanta que dentro de un título incluyas una palabra tan mágica como "hormigas". Para mí son esenciales en poesía. Un acierto, aunque aún no te haya leído, me aventuro a creerlo.

Hugo
Sí, Moon of Alabama, maravillosa

Isabel
Gracias por concebirlo como un regalo.

Víktor
Qué bien

Nuria dijo...

Camille
Cabaret Songs es un magnífico trabajo con el que empezar a destapar a Ute Lemper

Gracia
Y esa puntualización quizá pudiera hacerse extensiva para el resto de cosas?? Me encanta que disfrutes con la música y con algún que otro descubrimiento, ya lo sabes

Pura
Sí, es delicioso, yo me canso de este trío

Lanobil
No te conozco pero me encanta tu visita

Ricard
Eso sí que es originalidad


Fernando
Más besos. Ya he visto que la presentación de tus hormigas ha sido todo un éxito. Me alegro y me encanta que dentro de un título incluyas una palabra tan mágica como "hormigas". Para mí son esenciales en poesía. Un acierto, aunque aún no te haya leído, me aventuro a creerlo.

Hugo
Sí, Moon of Alabama, maravillosa

Isabel
Gracias por concebirlo como un regalo.

Víktor
Qué bien

CARLA BADILLO CORONADO dijo...

Ute Lemper es simplemente fascinante, demoledora...como bien lo dices hipnotiza. Es una de mis cantantes, la que me acompaña esas tardes solitarias en las que afuera llueve y yo aquí, diciendo "I surrender" de esas mujeres que parece que se las va la vida en la voz, lo entregan todo en la canción que interpretan.

Y eso sumado a los textos de Brecht. qué decir!

Viktor Gómez dijo...

La música ordena y renueva
en un mundo caótico y estrafalario,
estridente, de rumbo errado,
la visión interior, el centro
de nuestra razón sentiente,
ese necesario no lugar en el que la palabra es efímera y extranjera, en dónde la luz no muestra, región inexpugnable de la música, de esa otra inteligencia que directamente, sin intermediarios ni traductores nos posibilita experiencias que hacen mundo, que son vida, que darán a la memoria un sustento inequívoco e indecible.

¡Qué belleza!. Es irrefutable cómo nos sacude, desata, comunica, expone a lo real, integrando nuestra fragilidad y escucha.

Un beset

Víktor