martes, 3 de junio de 2008

Cuando apriete la sed

El domingo S. y yo estuvimos en la Feria del Libro, bueno más que en la Feria estuvimos exclusivamente en un rectángulo de desierto de animales exóticos. Deambulamos por la sabana de la charca 178 de la Editorial Amargord. La mujer-elefante y amiga Gracia Iglesias firmaba ejemplares en el oasis de sus “Distintos métodos para hacer elefantes”. Yo no me llevé ni libro ni firma, porque tengo todo eso condensado en las primeras páginas de su libro, devorado hace ya tiempo y que recomiendo sin ninguna duda. Pero eso sí, nos embriagamos bebiendo rayos de sol, vocablos y risas entre juglares recién afeitados y desplegados elefantes naranjas.

Una domadora de elefantes-palabras, una planta vivaz de largo tallo con mucha agua contenida a la que todos deberíamos recurrir para beber de sus orillas cuando la sed más apriete, que apretará en este junio donde el mundo se irá agregando.
Poseída eternamente por el elefante que todos llevamos dentro, -el lenguaje- desplegaba sus alas que eran orejas a medida que el público se acercaba a este exótico oasis. Recitaba poemas con su trompa de penacho y en su voz el peso de la sabiduría que arrastran estos seres bondadosos.

En tus manos
El don aterrador de la Belleza
Dormida
Toda la luz
Un látigo de sombra débil
Repta sobre nosotros
Parecido a una planta
Que quisiera brotar de entre la roca
Resucitada al fin
Por este aliento



En la foto con Daniela Guglielmetti y Gabriela Lovera de Sabia Vida Savia.
Probablemente a este indómito elefante se le vuelva a ver por la Feria, está a la espera de la presentación de su último trabajo, un cuento infantil ilustrado magistralmente por la mano de María Espejo y también de la mano de Amargord.

*poema de Gracia Iglesias De Distintos métodos para hacer elefantes.
*fotos de Sam

7 comentarios:

Domadora de Elefantes dijo...

Gracias por dejar que esta elefantita naranja campe a sus anchas por tu jardín de letras.

Rafa dijo...

HOla Nuria, lástima que mi deambular en el jardín de las letras no coincidió con vosotras, me hubiese gustado saludaros a S. y a tí, pues compartimos tantos sueños y bebemos en las mismas aguas, que es muy bonito que crucemos nuestras miradas, y así ver el reflejo de nuestro espíritu directamente, sin palabras, sólo latidos y risas.
Nos veremos. Saludos a Susana.
Rafa.

Camille Stein dijo...

una lástima, no haber estado allí, en plena senda de los elefantes, en mitad de la selva de las palabras :)

un beso

Bel dijo...

Hola Nuria, sólo saludarte. Ya le dije a Gracia la pena que me daba no ir a Madrid.

Nuria dijo...

Gracia
Esta elefantita quiero yo que perviva entre las flores de este jardín: entre música, dudas existenciales, literatura, arte y demás pensamientos que
se me vienen a la cabeza y que aquí plasmo. Estás incluida en el índice de este pequeño
rascacielos. Así que gracias a ti por hacer realidad los sueños que todos llevamos dentro.

Rafa
Nos hubiera encantado conoceros, en fin, no pudo ser, en otra ocasión. Ya le di saludos a sonia
jejeje.

Camille
No te preocupes, no parará nunca de hacer cosas. Siempre habrá una excusa perfecta para ir a verla

Isabel
Gracia por el saludo. Te hubiera encantado

Rafa dijo...

Es verdad, SONIA, no Susana,
jejeje
Un besote para Sonia y Nuria.
Rafa

Nuria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.