martes, 5 de enero de 2010

demasiado tarde para ser pesimistas

es demasiado tarde para ser pesimistas
vivimos en un sistema de bestialismo
donde la miseria es una aguja
que se clava –eficaz- en la órbita de nuestros ojos

mientras tanto, los lobos que no somos
seducen a la mitad del hombre que somos

es demasiado tarde para ser pesimistas
las ciudades arden en altura
mientras incendiamos con explosivas manos
la horizontalidad de los prados
-nuestras futuras tumbas-

somos árbol anclado a tierra
somos sangre, grano, azufre y también barro

es demasiado tarde para ser pesimistas
los barcos están naufragando
y nos cercan como el tiburón
cerca el charco de sangre

de órbita cementerio

2 comentarios:

Camino a Gaia dijo...

Es demasiado tarde para ser pesimistas
y encontrar un lugar en la derrota
la lucha no garantiza que amanezca
pero nos hace arder en el fragor de la esperanza.

emigrante dijo...

quiero cantar esto.