martes, 10 de mayo de 2011

la incertidumbre del poeta

no es la experiencia de la poesía más importante que la poesía de la experiencia? acabaremos desbautizando el arte mismo de la poesía, pero de esa poesía entendida como búsqueda, como razón de vida y meta..? como la dimensión que hay entre la vida en la que se quiere vivir y la que se vive?

quedémonos en la higiene del espíritu. pero hoy, el ojo público (como cámara externa) es secundario para mí, ya que el objetivo del que escribe espero que no sea el éxito, ni ser el más leído por sus lectores o leedores, es mucho más profundo, más ontológico, es un sentir que hay algo vivo dentro de cada uno de nosotros y que existe la posibilidad de insuflar más y más vida a cuanto nos rodea. es una actitud. un destino si se quiere. abramos puertas a ese destino, no las cerremos.

es cierto que vivimos silenciados y aceptando "marginalidad" en una sociedad en la que solo lucen las "estrellas" promovidas. a mí esto me es indiferente. leo a unos y otros según sea su escritura no su postura. pero una vez aceptado esto, en el Manifiesto de Poesía ante la incertidumbre (Visor,2011) y hablo desde y solo para mí- parece que subyace una especie de atrofia humana que a mis ojos, a mis ojos, limita la bella posibilidad de seguir creando, libremente. creo que es limitador, recortador y que amputa muchas manos.

Una máxima que viene a decir algo así como: desechemos aquello que no entendemos… limita. Me pregunto dónde nos puede llevar esta ecuación que parece tan sencilla si la usáramos en todos ámbitos de nuestra vida. ¿realmente nos deshacemos de aquello que no entendemos? El ser humano es un ser lleno de complejidades que no se entiende por sí solo, nos desharíamos de nosostros mismos por no entendernos? el hombre es el más incierto de los seres.

poesía ANTE la incertidumbre? y por qué no poesía DE la incertidumbre? el poeta (y el hombre) es en sí mismo incertidumbre, y si no que se lo digan a Giorgio de Chirico (autor del cuadro la incertidumbre del poeta, donde lo metafísico y lo onírico se dejan mezclar). sí, es cierto, vivimos en tiempos de crisis y la poesía, más que nada, PONE EN CRISIS, nos pone en crisis, -ya nos lo dice juarroz-, nadie quiere comprar frustraciones. el poeta como artista no crea para nadie y a la vez crea particulares mundos donde todos tienen cabida. la poesía no es presión, es im-presión, ex-presión, salvación, pero no salvación de uno mismo, sino salvación del hombre en sí mismo.

toda la noche escribo para buscar a quien me busca (pizarnik)

entonces ¿qué juez o jurado decide qué se entiende? y lo más importante, ¿quién decide qué emociona? la emoción no entiende de dictados. ¿acaso no parece pretencioso el piloto automático que fuera capaz de gobernar un barco así? estamos realmente a punto de naufragar o nos están mostrando la altura imaginaria de unas olas que harían zozobrar tan solo a una porción del mundo?

entendamos lo hermético no solo como algo críptico, sino también como ese mismo algo que encierra una claridad que ha de ser desvelada con intelegencia, imaginación y talento. el poeta se expresa con claridad meridiana, pero no por ello se aparta de sus propias incertidumbres. SOMOS INCERTIDUMBRE. esto es inherente al ser humano. somos incertidumbre en nostros mismos. experimentemos nuevas técnicas verbales, seamos bipolares, multipliquemos nuestra diversidad. conozcamos al mundo cosmológicamente y al hombre ontológicamente. o acaso vamos a enterrar bajo esta máxima de deshagámonos de aquello qe no entendemos a los grandes herméticos italianos como ungaretti o quasimodo, cuyos poemas estaban marcados por la incertidumbre y la futilidad de la existencia- ¿enterramos también a montale (premio nobel que llego a decir algo como que la poesía es una forma de conocimiento de un mundo oscuro que sentimos en torno de nosotros pero que en realidad tiene sus raíces en nosotros mismos), los enterramos?

la máxima debería ser “el arte es libertad” y a la libertad –como a la poesía- no se la puede circundar ni enterrar. en definitiva, este manifiesto a mis ojos es tangencial y quiá por ello me trae a la memoria El malentendido de albert camus.
experimentemos experimentemos experimentemos

cierro con un proverbio chino: ser incierto debe ser incómodo, pero estar seguro debe ser ridículo.

todo esto es solo una im-presión. mi im-presión
*me encanta este cuadro. la incertidumbre del poeta (1913) Descripción: Óleo sobre tela. 104 x 92 cm. Giorgio de Chirico

6 comentarios:

rafael S. dijo...

Rotundamente de acuerdo. Sobervia exposición en favor no de una tendencia u otra, sino en favor de la libertad misma en el proceso de entendimiento poético y creativo.

Eva R. Picazo dijo...

Nuria, en cuanto llegue a algún sitio en el que no me domine el atasco te comparto, la poesía es... Im-presión, expresión.... de principio a fin estoy de acuerdo contigo.
Hay infinidad de versos de Alejandra que según quien los lea tendràn un significado u otro, muy diferente a los campos de Machado, pero es que yo quiero elegir, yo quiero emocionarme con unos y otros
Un beso fuerte poeta

Meme Vergara dijo...

Impecable.
La poesia es expresion,si. La poesia es la que nos hace soñar, nos eleva, nos enriquece.
Besos.

Anónimo dijo...

Bella exposición de principio a fin, Nuria, tan razonable, plural y lógica que es incuestionablemente verdadera. poesía es el territorio de la libertad: cierto. Nadie es quién para erigirse en el juez de la emoción: cierto. Sólo una pequeña salvedad: el prólogo de esta antología no pretende apoyar ninguna estética por encima de otra, ni trazar una receta apodíctica de la calidad poética. Tan sólo reflexiona sobre el innegable hecho del estado actual de la poesía en gran parte de Occidente, donde se ha convertido en un género aislado al que gran parte del público le da la espalda. Y quizá los poetas debiéramos reflexionar sobre nuestra responsabilidad al respecto. No se trata de desechar lo que no se entiende. Se trata de ser honrados con nosotros mismos y no intentar esconder la nada tras una hojarasca de palabras hilvanadas con pretensiones de traje del Emperador. Ni que decir tiene que eso no tiene nada que ver con Pizarnik ni Montale, ambos inmensos e imprescindibles. Experimentemos, sí, pero también reflexionemos y analicemos nuestra expresión creativa. Heterodoxos, inevitablemente, pero por favor, honrados. Por cierto, los comentarios de Eva y Meme muy atinados. A rafael S. le recordaría que soberbia se escribe con be. Espero que la libertad a la que se refiere no incluya la incultura.

nuria dijo...

lo opuesto a honrado es injusto, inmoral, innoble, ¿tenemos el poder de decidir –insisto- o de sentenciar qué mano poética es honrada y cuál no? acaso es innoble todo aquello que permanezca fuera de esa poesía que se propone como única y verdadera?, ¿como el "buen camino"? La poesía no es un juego eliminatorio donde el perdedor se retira. Aquí no hay ni ganadores ni perdedores, la misma palabra se ofendería si escuchara todos estos adjetivos con la que la estamos vistiendo. La poesía va desnuda por la casa. Profundicemos.
Ninguna de las dos posturas -esa poesía meridianamente clara y esa otra más ininteligible- ninguno de estos dos extremos, debería eliminar al contrario, porque no es su contrario y además no hay batalla, ambos son, existen, sencillamente son, la pluralidad poética es eso, voces y planteamientos diferentes, todos válidos, ¿por qué no? y esa misma pluralidad debería hacernos ver la convivencia. para mí eso es la libertad. e igual de libre es el lector a la hora de elegir su lectura, pero si no existe pluralidad, no ha lugar la elección. Y eso, eso sí sería ceñirnos a un "género aislado". Es una cuestión de respeto hacia el lector, si lo pienso.

...[el prólogo de esta antología no pretende apoyar ninguna estética por encima de otra, ni trazar una receta apodíctica de la calidad poética. Tan sólo reflexiona sobre el innegable hecho del estado actual de la poesía...]. Permíteme puntualizar después de escribir textualmente este texto, que esto no es una reflexión, va más allá. y ese allá es un país que limita y lo que limita coarta y lo que coarta define y ese prólogo –por llamarlo de algún modo menos político- sí asienta que desechemos lo que no se entiende. se está definiendo lo que solo a unos ojos es poesía, y la poesía, a mis ojos, es inenarrable, indefinible, ya que la libertad y la emoción son intangibles. es más, incluso me atrevo a decir que hoy más que nunca hay pluralidad poética, heterogeneidad, la poesía hoy día no está enferma de muerte, ni mucho menos. no acabemos con esto.

en cuanto a la soberbia a la que aludes, conozco a rafael y pienso que esas dos vecinas, la b y la v en un teclado enervado son fáciles de bailar. todas las manos bailan letras. la libertad y la incultura nada tiene que ver con un error posicional

insisto, la emoción no entiende de dictados, ni ANALIZAR nuestra expresión creativa. suena demasiado metódico. en cualquier caso, gracias por ampliarme tu particular visión.

yo solo defiendo la pluralidad
no hay nada más tras esa cortina

Sofía Serra Giráldez dijo...

Me emociona leer tu apuesta, Nuria. Hace días que vengo de discusiones sobre el particular, derramando palabras, explicaciones, terminas por desangrarte y al final contemplas que para nada sirve, porque entre otras cosas en este mundo de personalismos no importa lo que se diga, sino quien lo diga. Me conforta encontrar una exposición tan comprometida como la tuya.
Mi última gota en esto te la dejo a ti, con tu permiso: la poesía es la palabra de lo inefable. Siendo inefable, ¿quién es más que quien para decidir como debe intentarse hacerla perceptible? Y lo peor, ¿cómo siendo poeta, de verdad poeta, se atreve nadie a usar posiciones poderosas social-literariamente hablando para cercenar la libertad de cualquier espíritu creador sea cual sea su posición social en el mundo?, ¿qué clase de espíritu libre y "culto" habita bajo esas bocas para no darse cuenta de que rebanan de un tajo tantos pies y tantas manos que a lo largo de milenios, y en ellos estamos, han hecho posible el no olvido de lo que nos subyace como humanos?
¿Qué clase de cultura abanderan si no saben que cultura sólo significa conocimiento del hombre y que mientras más datos y más variedad de datos dispongamos mejor podremos conocer y por tanto más posible sea la capacidad para entender, el uno al otro y el uno al sí mismo?
Con ese nivel cultural del que hacen gala, ¿cómo es posible que consintamos que continúen DICTANDO formas de ser POETA?
Un abrazo muy fuerte, Nuria
(disculpa, he corregido algo, teclado habemus)