sábado, 14 de mayo de 2011

la desconfianza de la mujer L

maldito sea el hombre que confía en el hombre, así reza la última propuesta de la mujer L, angélica lidell, porque no son espectáculos son propuestas, invitaciones de vida, proposiciones anti-angelicales. más allá de ser un cita bíblica, creo que de jeremías, angélica bucea en la concavidad del hombre para llegar al pozo de la podredumbre. eminentemente será un espectáculo en el que la desconfianza que genera el hombre y la que tiene por naturaleza, será vela de foque que sostenga el resto de desdichas que anida en él. leo que es una especie de prolongación, porque todo acaba siendo prolongación de todo, de su casa de la fuerza. lo uno lleva a la otro, no? ella dice no confiar en la humanidad pero supongo que confía en la consecuencia.

iré a verla. iré a verla el 20. iría a verla 20 veces. iré a verla. iré a verla. porque nunca puedo hacer otra cosa que ir a verla.

chip suicida según la mujer L
para negar el amor y la piedad, hay que haber amado mucho. Y para llegar a la desconfianza es que se ha confiado mucho. Y cuando llegas a la negación de la vida, es que has amado muchísimo la vida. y amas tanto la vida que no la soportas como es. Soy una suicida sin suicidio, como decía Anne Sexton.

ha necesitado para esta desconfianza la confianzaa de 46 personas, - entre ellas, cinco acróbatas chinos, ocho niñas y cinco actores-. Maldito sea el hombre que confía en el hombre: un projet d’alphabétisation’ podrá verse del 19 al 22 de mayo en las Naves del Español del Matadero de Madrid.

7 comentarios:

Meme Vergara dijo...

Suena realmente interesante, que pena estar lejos.
Y es cierto y acuerdo , para llegar a la desconfianza es que se ha confiado mucho.

Saludos.

Sofía Serra Giráldez dijo...

"para negar el amor y la piedad, hay que haber amado mucho. Y para llegar a la desconfianza es que se ha confiado mucho. Y cuando llegas a la negación de la vida, es que has amado muchísimo la vida. y amas tanto la vida que no la soportas como es. Soy una suicida sin suicidio, como decía Anne Sexton."

Me gustaría poder decirle algún día a la mujer L que: Después,
porque siempre hay un después si no hay suicidio en la suicida,
siempre vuelve la afirmación sobre el amor y la piedad,
la confianza y el regreso a la vida.
Nos convertimos en impotentes invulnerables
o en potentes seres humanos hacedores,
sin concesión,
procediendo a poner en práctica
lo que se ha aprendido conociendo,
volviendo a ser suicidas sin un suicidio posible.
De nuevo.
Y nuevos, de nuevo.

(es de una especie de poema antiguo, Nuria, tú me disculparás...:)
Oír "el preso número 9" en su página me ha hecho casi llorar y recordar años adolescentes, años en los que ya se sentía el "conocimiento de"...:)
Un beso y que disfrutes.

Diego Pino Araya dijo...

Me gusta esto que escribes. Saludos.

nuria dijo...

emilce tú no estás lejos, somos el resto los que estamos lejos ;)

sofía tú siempre trayendo tu fertilidad a esta casa alta. gracias por ello. el preso numero 9 es una canción durísima que emociona siempre

diego, y a mí me gusta que lo digas con esa sencillez

yoSoy dijo...

Buenas Nuria, llegó el día D.

Allá que te voy. Ya te contaré...si puedo

Sonia ;)

yoSoy dijo...

Pues te cuento:

No soy la persona indicada para hacer la crónica de "Maldito sea el hommbre..." primero por que no tengo facultades para ello (la causa principal) y segundo por que soy como una mala madre, hiperprotejo a Angélica, no puedo criticarla, no me sale, tampoco tendría por qué, que conste.
Angélica sigue siendo Angélica (me he dejado los sesos).

Como anécdota sin importancia, ha habido un percance técnico, que lógicamente a Angélica le ha sentado...cómo te diría yo...no sé si sigue vivo el electricista :) que aunque el público ha encajado bien, sí te puedo dedir, por otra parte que he visto a algunas personas mandando mensajes con el móvil, varios han sonado...y ha habido abandonos diez minutos antes de acabar la obra...que sí, que sí, muy respetables (y sinceros); pero que no acabo de comprender. La gente no sabe lo que va a ver?, la obligan a ir? tiene prisa por coger el metro?...
Lo que te digo, que hiperprotejo a mi Angélica.

Con la A de:

¡ArribaAngélica!NaturalezaSalvaje.


Que disfrutes mañana, espero tus comentarios (seguro más acertados y a la altura que los mios). Menuda chapa.

nuria dijo...

querida ya-yosoy, esos abandonos son usuales y yo he sido testigo de muchos, lo dicho para mí los trabajos liddell ponen contra la pared a nuestros perezosos ojos y todo aquel que no es capaz o no le interesa mirar de frente al dolor o a todo aquello que no le gusta opta por salir, y salir no es más que una huida una y otra vez, y toda huida no nos lleva más que a encontrarnos con aquello de lo que huiamos en el rincón más insospechado y más cómodo del mundo... todos acabamos mirando. yo también soy pre-pro-hiper liddell. gracias por tus palabras...

me sonrío porque justo aquí debajo, veo que la verificación de la palabra que he de escribir para publicarte estas palabras como respuesta reza: díselo. y eso hago, decirte... abrazos