viernes, 1 de mayo de 2009

La botella y el pez

Éste es el jardín de casa exactamente a esta hora. Ésta es su luz. Ésta es una botella de agua de azahar para pastelería que acaba de terminarse y que yo quería llenar de otra agua sencillamente para llevarme al trabajo. Pero finalmente, ésta que veis aquí es la mano de S. forrando la botella con un poema de El pez místico maravillosamente escrito. Mágicamente legible. Ésta es de nuevo la ideóloga mano de S. sacando fotos a esta botella recién bautizada y que irá conmigo allá donde vaya para calmar mi sed. Y éste es el poema que estampó en la botella.

SOY un pensador
soy un pensador sin sesos
un pez-puta sin sexo
un pez-combate
una arruga sin mapa
un atlántico necio
una lavadora exaltada
un pez con traje limpio
un estrecho de mar en el barro
soy, al fin, el endoesqueleto de un lucio
una carpa sin techo que canta al hueso
un descerebrado que pierde el olor

Y este taponcito que veis va a ser mi particular sello a partir de hoy. El sello de S. y de El pez místico.

1 comentario:

Gsus Bonilla dijo...

Yo particularmente
el día que leíste este poema en el buscón me quedé impactado

tenemos mucha suerte
de que en breve saldrá el poemario.

bsos