viernes, 21 de enero de 2011

+ maillard

Irse.
Decidir
irse. O mejor quedarse.
Porque es demasaido largo,
decidir. No hay paciencia.
Hay infinitos puntos, como en
el trayecto de Aquiles, o el de la flecha
que nunca alcanzará la diana.
El irse
se divide en fragmentos,
la decisión en otras decisiones,
y éstas a su vez
se subdividen.

Irse:
salir de la ciudad, pero antes,
de una casa y antes aún,
de una habitación y para ello,
levantarse, ahí está el problema,
levantarse, poner orden entre los huesos
y cerrar el cuaderno y previamente,
dejar de escribir. ¿Para qué?
Sí: irse.Irse quedó atrás.
Se escribió más arriba, o en la página anterior.

1 comentario:

emmagunst dijo...

Hace pocos meses llegué a Chantal, y fue como leer a alguien impresionante, único. El poema "Escribir" (larguísimo y muy sentido).
Recorro tu casa. Un saludo