lunes, 3 de enero de 2011

equus caballus










del manzano que sombrea tu piel equina
y tu mechón suicidado al viento
arrancaré uno a uno el fruto desprendido
que te cosquillea la espina

deshojaré las manzanas prohibidas
como si fueran el ahora sí ahora no de incólumes margaritas
y en tu pesebre izquierdo
-suspendida yegua en el cerro de una ignorada urbe-
purgaré mi propia sentencia
mi desahucio

tamicemos pues el manzano de pecados capitales
para que tus crines clavadistas
sean nuestra penitencia cobrada en vida


los pilares de la tierra
son los huesos que en la vida no dimos
nuestros dedos caballos estériles de cinco patas
que plantamos yermos en porciones de piedra
un relinchar equino por nuestras regiones anatómicas
hipocrático animal que juraste en tu cruz más alta
la ética de nuestro propio vacío
anatomía del agarre
que con esa misma gravedad nos grava

la humildad con la que bebían los caballos (bolo)
*para bolo. fotos: bolo