sábado, 14 de noviembre de 2009

Gorecki y Kallela... y de ahí a Sibelius

El origen: Gorecki. Me encanta esta versión de la soprano Dawn Upshaw. Cuando te acostumbras a una audición determinada y te quedas ahí, escuchándola una y otra vez, es imposible hacer entrar en razón a esos dos hermanos que se vuelven sordos. Tus oídos...
Sinfonía 3 o de las Lamentaciones de Henryk Gorecki. Música para Auschwitz. De una madre a su hijo muerto.



La consecuencia de ese origen: El cuadro del finlandés Kallela. Lemminkäinen's Mother, que pintó tras la muerte de su hija. En este caso de un padre a su hija muerta.

Y de ahí a Sibelius, con su suite Lemminkäinen's. De nuevo una madre que sucumbe en un viaje buscando a su hijo al que encuentra muerto junto al río Tuonela.



El mundo está lleno de finos hilos que te llevan de uno a otro lado. ¿No son magníficos esos viajes? ¿No es magnífico esa interrelación en el espacio?

De todos los padres a sus hijos muertos Y ahora que lo pienso, de Béjart a sus treinta y cinco hijos, del padre muerto a sus hijos vivos

1 comentario:

Amaia dijo...

Exquisito vídeo, Nuria, las lamentaciones...excelso de verdad.