jueves, 16 de octubre de 2008

La vida de la literatura o la literatura de la vida

La literatura es el lugar donde todo se sucede.

La vida perdida para la literatura por culpa de la literatura. Por hacer de mí un personaje literario en la vida real fracaso en mi intento de hacer literatura con mi vida real pues ésta no existe: Es literatura."
A. Pizarnik

A veces ocurre que no encontramos el límite que separa la vida de la literatura. Como una inercia que arrastramos de la infancia. A veces no queremos ni encontrarlo. Pero son esas mismas veces cuando nos hundimos en una simbiosis de ambas donde todo se confunde, donde todo nos confunde. Y las aguas entremezcladas se enturbian, me turbian, nos turban. A veces necesitaríamod ver con una claridad meridiana esa línea en el horizonte y partirla en dos. Partir en dos las aguas. Y entonces, decantarnos por un baño u otro. Sacrificar la carne en una orilla y el hueso en otra. Supongo que esto ocurre para huir de la realidad, de cualquier realidad. Allí, entre libros, todo era posible. Se podía morir de amor y renacer al poco tiempo sin memorias sueltas. Se podía morir definitivamente. O transcurrir en la inmortalidad sin pasados molestos. Traspasar escalofríos sin sentir al miedo... Yo hoy aquí me quedo, me quedo con Pizarnik, la literatura es el lugar donde todo se sucede y a mí me mantiene ebria. Otros se emborrachan con vino.

CENIZAS

Hemos dicho palabras
palabras para despertar a los muertos,
palabras para hacer un fuego,
palabras donde poder sentarnos
y sonreír.

hemos creado el sermón
del pájaro y del mar,
el sermón del agua,
el sermón del amor.
Nos hemos arrodillado
y adorado frases extensas
como el suspiro de la estrella,
frases como olas, frases como alas.

Hemos inventado nuevos nombres
para el vino y para la risa,
para las miradas y sus terribles caminos.


*dibujo de Alejandra Pizarnik, 1972. (Yo ahí veo un mundo donde todo es posible)

13 comentarios:

Domadora de Elefantes dijo...

¡Ah, Pizarnik! Ya verás como Tournesols no se resite a comentarte.
Tienes razón, qué dificil es a veces despegar la literatura de los huesos, si se ha convertido en carne viva.

Rafa dijo...

Siempre fue verdad aquello de que algunas personas son como "libros abiertos", unos son libros de ciencia, otros de costumbres, otros de literatura...,porque digase lo que se diga la vida es un libro, y hay que escribirlo diariamente, y unos lo hacen con lo sublime del ser, con esa "insoportable levedad del ser", y otros se enbarran tanto en su lado más terreno que que les es muy dificil hacer literatura. Aprovecha tu levedad para seguir deleitándonos con ese perfume exquisito de tu literatura. Un abrazo muy muy muy...estrujador.

rafa dijo...

Ya lo se que embarrar es con "m", se me escapó el dátil.

tournesols dijo...

Jajaja, ¡cómo me conoces, Gracia!

Pizarnik, Pizarnik,... qué voy a decir yo de ella que llevo amarrada a sus letras desde que era una niñita. Cuánto la he sufrido desde dentro, desde siempre. Cuánto me gustaría proteger su recuerdo toda la vida.

Te dejo dos cosas:

http://www.youtube.com/watch?v=F43_JabKDXw ,
si no lo has visto u oído ya, merece la pena estremecerse unos minutos.
Y
una fotopoesía de las que preparo con ella:

http://i37.tinypic.com/f9owvm.jpg
"silencio
yo me uno al silencio
yo me he unido al silencio
y me dejo hacer
me dejo beber
me dejo decir"


Bisous*

Ana Espinosa dijo...

Buenísima entrada Nuria y mejor poema, es perfecto todo.
Tú y Alejandra.

Stalker dijo...

Intenso texto el tuyo, Nuria, tan intenso, y tan bueno, como el poema de Pizarnik.

Y sí, el dibujo parece la invitación a cruzar un umbral... de un mundo posible...

Laura Giordani dijo...

Nuria:

Qué decir de Alejandra y de estas cenizas que todavía llueven en los párpados como tantas veces al leer su poesía. Poema muy bien acompañado por tu texto y su dibujo.

Un abrazo y gracias por tu Rascacielos.

Laura.

Stalker dijo...

¿Laura, tú por aquí?

Qué pequeño es el mundo :)

Viktor Gómez dijo...

Creo adivinar que eres Nuria una mujer que escribe, que se resuelve en escritura, que vive letra a letra, de lo imaginal a lo inenarrable, de lo callado a lo poético, de lo cotidiano a lo imprevisible, de lo accidental a lo maravilloso, de lo trágico a lo generoso sin solución de continuidad. En eso estriba ser poeta, artista. Escribir es arder, decía José Luis Sampedro.

A mi me parece que escribir para el poeta es respirar.

Un beset,

Víktor

lamari dijo...

ya tienes un voto en los premios blog

lamari dijo...

nuria!!!!! yo solo quería constatar que eres una de mis blogeras favoritas

Nuria dijo...

jajajaja lamari, es que no tenía ni idea, así que te he visto ahí y tampoco he podido resistirme, además defines muy bien esos avatares. COnstato con ello también que eres otra de mis blogeras más visitadas y queridas por las risas que me sacas.

Nuria dijo...

Gracia
Tuviste razón. No se resistió...
A veces la literatura está tan pegada a la piel... A veces quiere una que siga así, tan pegada a la piel, a la más viva...

Rafa
La vida es la historia más maravillosa jamás contada, no crees? la edad podrían ser nuestros particulares capítulos...
Gracias por seguir oliendo este perfume. Te devuelvo el abrazo con la misma intensidad.

Laura
Es magnífica la imagen Laura, magnífica. Acabarás convirtiéndote en la parte más exhaustiva de Pizarnik

Ana
Gracias por tu visita. A estas alturas ya te echaba de menos.

Stalker
Se necesitarían tantas vidas para poder tocar la suela del zapato de Pizarnik,, creo que exageras pero bendita extrapolación.

Laura
Dos Lauras por cuyas venas transcurre tanta Pizarnik, yo me cambiaría de nombre para seguir con ese embrujo.

Stalker
El mundo es un pañuelo lleno de letras. Por quién crees sino que yo llegué a ti? si no por Laura jajaja

Viktor
Me resuelvo en escritura. Qué bonito Viktor, de lo imaginal a lo inenarrable, sí.
Me quedo con las palabras de Sampedro, cuando escribimos ardemos, sin duda.

Lamari
Lo dicho