domingo, 17 de junio de 2007

De "La voz en tierra"

I
Atravesamos sin sueño la nada del Mundo
Llevando el ajetreo en un extremo de nuestras venas
Pero mientras, la voz se nos va muriendo en tierra


NUESTRAS voces son de tierra
Suaves y alargadas
Son voces que nunca chocan
Contra ningún objeto
Es como si hubieran recorrido
Largos caminos bajo el suelo


II
GERTRUDIS.- ¡Ay! Hamlet, tú despedazas mi corazón.
HAMLET.- Pues apartad de vos aquella porción más dañada, y
vivid con la que resta, más inocente


QUISIMOS el poema palpable y mudo
Como esa fruta redonda
Sin voz y sin palabras
Pero vimos a la vida mirando
Nuestra peor parte
Y pensamos ¡qué materia prima tan extraña!
Quisimos desintegrar el silencio
Taladrar la piedra de la vida
Cavando en su ombligo
Pero entramos hasta su sangre
Haciéndonos cueva viva
Y pensó ¡qué materia prima extraña!

* Nuria Ruiz de Viñaspre. La voz en tierra

2 comentarios:

beatus_ille dijo...

Nuevo proyecto?

me gusta mucho. se te lee siempre una poesía tan sabia, tan llena de voces leidas, desde una tierra muy bien poblada!!
un bso!!!

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

Acabamos de regresar de unos días de descanso en mallorca, bueno, qué eufemismo, hemos hecho de todo menos descansar, qué bonita es cuando sabes cómo perderte...
ya te enviaré fotos imposibles
más besos