jueves, 14 de junio de 2012

el poso de cioran

E. M. Cioran
siempre que leo a cioran me ahogo. siempre que le desciendo me encuentro con ese pequeño mamífero de la tristeza al fondo de ese pozo, siempre me entristece. y me encanta leer a cioran, así que, tautológicamente, me entristezco con bastante facilidad.

ahora dudo qué me lleva a quién, si cioran a la tristeza o la tristeza a cioran... lo que sí sé es que a cioran suelo leerlo cuando arrastro días exaltados. días en los que una sobreexcitación continuada por vivir y escribirlo todo acaba anestesiando los músculos de tus manos, como si fuera una parestesia, un hormigueo tras la hiperactividad con la que veces uno se invive. tras esto, esa rara y repetitiva sensación de no tener fuerza ni para apretar los puños de tanto usarlos. como cuando tras un brusco frenazo en el coche las rótulas de tus rodillas se convierten en mil huesecillos que tiemblan de susto y una metástasis de hormigas te inunda el cuerpo.

cioran diría: mi fuerza es no haberle encontrado respuesta a nada...

este filósofo y moralista, anti-filósofo y anti-didáctico diría yo, fue un pertinaz desarrollador de esa profunda reflexión sobre el vacío y la desesperación.. cioran siempre lleva un anti que precede teorías. seguidor acérrimo por tanto del pesimismo del también leído schopenhauer y rotundo agnóstico cuya única religión era bach. 

sin bach, dios quedaría disminuido. sin bach, dios sería un tipo de tercer orden. bach es la única cosa que te da la impresión de que el universo no es un fracaso. todo en él es profundo, real, sin teatro. 


una curiosidad: escribir era la única forma que encontraba para hacer la vida un poco más soportable, pero él odiaba escribir.

3 comentarios:

Paola L. dijo...

Despues de haber leido èste articulo,comienzo tambien yo a leer a Cioran,ya que quisiera conocer mejor sus escritos y sobre todo a èl. Un abrazo. Paola L.

Alberto Gutierrez dijo...

Amo a Cioran. Pasate por mi blog :).

nuria dijo...

cioran une mucho alberto... un abrazo