viernes, 2 de septiembre de 2011

persona

[...] si la vida humana careciese del sueño, si fuese vigilia constante, su estructura sería radicalmente distinta. cada día se "despierta", es decir, se reanuda la vida tras una interrupción -que no tiene por qué ser total, sobre todo si se tiene en cuenta la posibilidad de soñar, que puede ser cotidiana-. lo decisivo es que no se despierta a un "mundo", sino a una biografía que se reanuda. es decir, a una irrealidad proyectiva, entre el pasado, que se recupera al despertar, y el futuro que se inicia con toda su inseguridad...

persona de julián marías [alianza editorial, pág. 22]

escucho: max richter. memoryhouse (que habla sobre dónde hemos estado, y pregunta hacia dónde nos dirigimos)

*de repente me viene una máxima de groucho marx: hemos llegado de la nada y nos dirigimos hacia la más absoluta miseria