viernes, 8 de agosto de 2008

El laberinto de Dowland y Sting

Maridaje musical

Las obras de John Dowland (1563-1623) son a menudo melancólicas, ese sentimiento estaba de moda ya en esa época. De hecho una de sus obras se llama "Semper Dowland, semper dolens", ("Siempre Dowland, siempre triste"). Él describe exactamente la música. La melancolía que contiene la escala descendente al comienzo de su canción Flow my tears fue imitada por muchos de sus contemporáneos, como el caso de Sting, convirténdose en un motivo musical muy conocido.

El músico británico Sting se dejó llevar por las "complejidades laberínticas" del laúd. En Songs from Labyrinth (Canciones desde el laberinto) Sting presenta su lado más isabelino basándose en la música ancestral de John Dowland. Con total honestidad y después de haber sido “perseguido” varios años por la fuerza musical de John Dowland toma la decisión de grabar estas canciones que hacen parte de la más alta tradición poética y musical del Inglaterra, su acercamiento, como él mismo lo confiesa es humilde. En cierta ocasión dijo: “Para mí estas son canciones pop escritas en los comienzos del siglo XVII, y es así como me relaciono con ellas: tienen hermosas melodías, fantásticas letras, grandiosos acompañamientos… Espero poder darles un poco de frescura”. *información de Internet

Yo creo que lo ha conseguido con creces, adoro las canciones de Dowland pero cuando tuve oportunidad de escuchar casualmente una sola canción de Sting -sin conocer este proyecto musical- dije en alto: Esto es Dowland. Efectivamente lo era, después de indagar en su último trabajo descubrí con ilusión que esa voz británica me traía a la memoria a mi querido y antiguo Dowland y con tanta frescura a la vez... Lo que va a continuación son dos canciones de Dowland junto a sus contemporáneas británicas.

He descubierto también canciones de Dowland con Valeria Mignaco, soprano y Alfonso Marin, laúd. Magníficos http://www.lutevoice.com/canciones_laud_voz_canto.html





Flow, My Tears (Lachrimae)
Written By John Dowland

Flow my teares fall from your springs,
Exilde for ever: Let me morne
Where nights black bird hir sad infamy sings,
There let me live forlorne.

Downe vaine lights shine you no more,
No nights are dark enough for those
That in dispaire their last fortunes deplore,
Light doth but shame disclose.

Never may my woes be relieved,
Since pittie is fled,
And teares, and sighes, and grones
My wearie days of all joyes have deprived.

From the highest spire of contentment,
My fortune is throwne,
And feare, and griefe, and paine
For my deserts, are my hopes since hope is gone.

Hark you shadowes that in darnesse dwell,
Learn to contemne light,
Happy that in hell
Feele not the worlds despite.






Come again
Written By John Dowland

Come again,
sweet love doth now invite,
thy graces that refrain
to do me due delight.
To see, to hear,
to touch, to kiss,
to die with thee again
in sweetest sympathy

Come again,
that I may cease to mourn
through thy unkind disdain
for now left and forlorn.
I sit, I sigh,
I weep, I faint,
I die, in deadly pain
and endless misery

Gentle love,
draw forth thy wounding dart:
Thou canst not pierce her heart;
For I that do approve.
By sighs an d tears
more hot than are
thy shafts, did tempt while she
for scanty tryumphs laughs

Ya sé que se hará larga esta entrada pero esta pieza también es igual de fundamental- de Robert Dowland.

http://www.vimeo.com/696013?pg=embed&sec=696013

11 comentarios:

Camille Stein dijo...

fue para mí un descubrimiento muy agradable el acercamiento de Sting a John Dowland... un álbum que una vez escuchado la primera vez todavía guarda su frescura original, después de incontables y emocionadas audiciones

un beso

amor y libertad dijo...

me ha gustado la versión de sting de la segunda

un beso

coco dijo...

Con Dowland y con Sting (y con the police) me sucede que a veces me encantan, a veces me embriagan y a veces tengo como sobredosis y necesito estar meses sin escucharlos. Con las personas me pasa igual. Pediré hora al psiquiatra o algo.

alfaro dijo...

pues no sé por qué no he podido oírlo, volveré en otro momento a ver si ellos han regresado y me los tropiezo...qué rabia.

Jan Puerta dijo...

Hoy he descubierto algunos cuadernos interesantes. El tuyo ademas esta lleno de sensibilidad. Seguiré visitándote.
Un abrazo

Olvido dijo...

Mi 'Semper Dowland' lo tengo gastado;-). Preciosas las versiones que cuelgas.
Un saludo

Anónimo dijo...

Nuria querida, sólo para comentarte que cambié la dirección de mi blog. Ahora se pueden visitar Los Convidados en losconvidados.com Desde ahí puse un enlace a tu blog el cual me parece formidable.
Un gran beso desde Lisboa
Antonio Sarabia

Nuria dijo...

Camille
Te ha ocurrido exactamente lo mismo que me ocurrió a mí descubriendo ese lado isabellino de Stin. A Dowland hace años que le adoro. Me alegra

Santi
Nada del disco no tiene desperdicio

Coco
Pues me pongo a la cola del psiquiátra, aunque se vive tan bien embriagada... no te parece?


Alfaro
Intentalo en la pagina de youtube si quieres escucharlo y sigue dando error

JAn
He visitado rápidamente tu página. Me encanta la fotografía, me detendré más

Olvido
"Semper Dowland, semper dolens", siempre


Antonio
Qué sorpresa más agradable. Ay Lisboa, maravillosa Lisboa. Saluda a Lauren. Voy para tu página. Ah y gracias por enlace. Hago lo mismo

tournesols dijo...

¡Qué maravilla visitarte desde el mar!

Nuria dijo...

ahhhhhhhhhh, qué maravilla el mar, a secas, sencillamente. Disfrútalo por todos los que nos quedamos en tierra.
Saludos

coco dijo...

Me parece, querida, me parece, Se vive tan bien embriagado. (Aunque mejor con tianga, chiste malo). Que a veces no se ve el momento de perder la sobriedad.