jueves, 31 de mayo de 2007

La anatomía de los cuerpos

Nadie viene de la erudición. Ni siquiera venimos del conocimiento del lenguaje, o de la literatura, como en mi caso, qué va, ni mucho menos. Sólo se es intermediario de lo que se siente. Todo es más profundo. El cuerpo es un vehículo. Calzamos nuestros cuerpos y nos pasamos la vida transportando ideas, sentimientos, a veces hijos, a nosotros mismos nos llevamos y nos traemos. Entonces, nuestras bocas y nuestras manos se convierten en la desembocadura de todo lo que lleva el cuerpo, el conducto por el que rezuma todo aquello que somos. Yo vengo de mi cuerpo en acción y en interacción. También sé que vengo de mis ojos y de mi oído. Cada uno decide en la vida su vía de escape. Yo elijo la palabra como mi manera de desaguar porque me da el privilegio, por ejemplo, de describirme a mí interactuando con el mundo, con su existencia dentro de mi paisaje. La comunicación está llena sólo de eso, palabras dirigidas a unos sentidos, expuestas a la desembocadura de un ojo y de un oído para invocar más adentro, a la inteligencia y a la emoción. Por ello hay que buscar desaforadamente la belleza, parece la vía más inmediata y brutal que nos conecta con la emoción.

1 comentario:

beatus_ille dijo...

estoy de acuerdo contigo. Y ya lo dijo platón, la belleza es uno de los caminos para llegar mundo de las ideas o algo así.
Qué sucederá a tu alrededor para que se minimalicen las emociones?

besos